Rosie Pérez, ¿harta de J.Lo?

La actriz no quiere hablar más de la 'Diva del Bronx'
Rosie Pérez, ¿harta de J.Lo?
Rosie Pérez es una conocida activista social.
Foto: Archivo

NUEVA YORK.— Resulta irónico que una actriz tan familiarizada con los medios como Rosie Pérez decida escribir un libro autobiográfico en el que hace fuertes declaraciones de Jennifer López, y luego se niegue rotundamente a hablar sobre el tema.

Sin embargo, para sorpresa de muchos, esa es la posición que la protagonista de Do The Right Thing ha decidido tomar en los últimos días, después de que, de acuerdo a ella, la prensa haya sacado de proporción un evento que sucedió hace más de dos décadas, y que ya no le afecta a ninguna de las dos.

“No tengo más comentarios al respecto, ya dije lo que tenía que decir. El libro [proveee un] servicio a la gente que ha sufrido abuso infantil, a la gente que tuvo padres con problemas mentales… Los medios se deberían sentir avergonzados, yo no escribí el libro para mí, sino para ayudar”, manifestó la actriz en un evento de lectura de su autobiografía Handbook For An Unpredictable Life.

El problema se suscitó porque Pérez manifestó, entre otras cosas, que ella fue la responsable de que a Jennifer López la contrataran en el show In Living Color, donde López se dio a conocer, y que con el tiempo, la “Diva del Bronx” tuvo confrontaciones con ella (quien era la coreógrafa) y las demás bailarinas del show.

Pérez, sin embargo, quiere dejar claro que su propósito al escribir su libro, no fue dirigir su atención hacia la disputa que ambas boricuas tuvieron en el pasado, sino referirse a su infancia difícil, en la que sufrió abusos, especialmente por parte de su madre esquizofrénica.

Para la actriz nominada al Oscar (por Fearless, 1993), lo más importante es que su experiencia de superación, le pueda ayudar a otras personas que están, o que han atravesado por lo mismo.

“Yo ya superé muchas cosas, pero puedo decir que cuando terminé el libro me sentí mucho más ligera… A nadie le gusta hablar de esas cosas porque es vergonzoso, es tabú, y de alguna manera victimiza a las víctimas”, señaló.

“Me gustaría que los latinos supieran que no están solos en su experiencia, y que está bien buscar ayuda, mucha gente latina piensa que eso no se debe hacer, que eso solo lo hacen los blancos, pero no es cierto. Esta es una forma diferente de lesión, que necesita el poder de la medicina, así que los invito a hacerse cargo de sus problemas”, concluyó.