Hilda Solís, la favorita de los latinos

Si obtiene más del 50% de los votos se convertirá hoy mismo en la ganadora para el cargo de supervisor en el distrito 1
Hilda Solís, la favorita de los latinos
Hilda Solís aspira al cargo de Supervisora del Distrito 1 en Los Ángeles.
Foto: Archivo

Hilda Solís, consentida de los hispanos en Los Ángeles, por su amplia trayectoria en la política estatal y nacional, se enfilaba para ser la próxima supervisora del condado por el distrito 1 que abarca el este de la ciudad y el valle de San Gabriel.

“Para ponerlo puro y simple, Hilda Solís no tiene competencia. Final de la conversación. Ella es la predilecta de muchos electores, en su mayoría latinos en el distrito 1”, dijo recientemente a La Opinión, Jaime Regalado, ex director del Instituto Pat Brown de Cal State Los Ángeles.

Agregó que además Solís tiene el apoyo de los sindicatos. “Es muy conocida, es fuerte, tiene un alto compromiso con las familias trabajadoras y los inmigrantes, y llevará todo eso a la Junta de Supervisores para apoyar un aumento al salario mínimo, creación de empleos y la reforma de salud”, indicó.

Regalado ni siquiera piensa que le afectará, en lo que anticipa su contudente triunfo, la investigación federal que se le sigue por aparentemente solicitar dinero a sus colaboradores en el Departamento del Trabajo para la campaña de recolección del presidente Obama.

Criada en La Puente, hija de padres inmigrantes de Nicaragua y México, comenzó su carrera cuando fue electa a la junta directiva del Colegio Comunitario Río Hondo en 1985. En 1992 fue electa a la Asamblea. En 1994 se convirtió en la primera hispana en servir en el Senado Estatal.

Enfocada en temas laborales y del medio ambiente, se hizo congresista en 2000. En 2008, el presidente Obama la nominó como secretaria de Trabajo. Al ser confirmada por el Senado federal se convirtió en la primera latina en servir en un gabinete federal.

El año pasado, renunció al cargo para regresar al terruño de donde surgió. En abril del año en curso, hizo pública su campaña para supervisora por el distrito 1, puesto que deja vacante Gloria Molina, al vencérsele el tiempo que la ley le da para permanecer en el cargo.

Solís actualmente da clases en su alma mater Cal Poly Pomona.

Si logra obtener más del 50% de los votos esta noche, será la próxima supervisora por el distrito 1. Si obtiene menos de dicho porcentaje, tendrá que ir a una segunda ronda en noviembre próximo, y enfrentarse con el candidato que haya quedado en segundo lugar.

Sus opositores son el concejal de El Monte, Juventino “J” Gómez y la policía escolar April Saucedo Hood. Ninguno de ellos, con la suficiente fuerza para derrotar la fuerte popularidad de Solis de 56 años.

Se espera que Solís llegue alrededor de las 9 de la noche a las instalaciones del local 300 del Sindicato Internacional de Obreros en El Monte.

araceli.martinez@laopinion.com