Brittany muere en sus propios términos

Su decisión de suicidarse por internet creó una fuerte polémica en los medios
Brittany muere en sus propios términos
Brittany Maynard se mudó con su familia a Oregon, donde la legislación permite la práctica de la eutanasia.
Foto: Archivo

San Francisco

Brittany Maynard, la enferma terminal quien se convirtió en la cara del derecho a morir con dignidad, acabó ayer con su propia vida en su casa de Portland, Oregon. Tenía 29 años.

“Adiós a mis buenos amigos y a la familia que amé” escribió en su página de Facebook.

Su caso conmocionó a la opinión pública de EEUU y ha reabrió el debate sobre el derecho a una muerte digna.

Desde que Maynard anunció en un video por internet que planificaba quitarse la vida en los próximos meses antes de que se extendiera más el tumor cerebral que le fue diagnosticado, los medios de comunicación y las redes sociales se convirtieron en un hervidero de mensajes de apoyo y opiniones sobre el suicidio asistido.

Aunque la mujer había anunciado en un primer momento su suicidio para el 1 de noviembre, el jueves indicó que pospuso su decisión para poder disfrutar de más tiempo junto a sus seres queridos. Ayer lo llevó a término. En la actualidad, el suicidio asistido —la entrega a una persona que desea terminar con su vida del material necesario para llevarlo a cabo, normalmente medicamentos— es legal en sólo cinco estados.

Por ello, la joven, residente en Oakland (California), se trasladó junto a su familia al vecino estado de Oregón, que sí permite esta práctica.

“Espero estar rodeada por mi familia: mi marido, mi madre, mi padrastro y mi mejor amiga, que es médicoMoriré en casa, en la cama que comparto con mi marido, y me marcharé en paz, con la música que me gusta sonando de fondo”, había explicado Maynard en un video por internet

La decisión de Maynard tiene a muchos quienes apoyan su causa pero también muchos detractores