Esposa de exalcalde de Iguala pasa primera noche en la cárcel

Se le acusa de delincuencia organizada pero no de la desaparición de los 43 estudiantes
Esposa de exalcalde de Iguala pasa primera noche en la cárcel
María de los Ángeles Pineda fue trasladada el lunes a la prisión federal
Foto: EFE

La esposa del exalcalde de Iguala, María de los Ángeles Pineda, pasó su primera noche en la cárcel por el delito de delincuencia organizada y sus vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva y Guerreros Unidos. La mujer todavía no es procesada por la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

LEE TAMBIÉN: Padres de desaparacidos no celebran Navidad

Pineda fue trasladada el lunes a la prisión federal al cumplirse el segundo de los dos arrestos domiciliario por 20 días que fueron solicitados por las autoridades cuando fue capturada junto con su marido en el barrio de Iztapalapa de la capital mexicana el pasado 4 de noviembre.

En una rueda de prensa el lunes, la Procuraduría General de la República (PGR) divulgó imágenes donde se observaba a Pineda rodeada de personal de la Agencia de Investigaciones durante su traslado a una prisión de máxima seguridad del estado de Nayarit, en el noroeste del país.

El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano”, en el Estado de México, para ser procesado por el asesinato de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal (de magisterio) Rural de Ayotzinapa, en una acción violenta ocurrida el pasado 26 de septiembre en Iguala.

La Fiscalía confirmó que sigue abierta la investigación sobre la participación de esta pareja en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que fueron atacados primero por policías de ese municipio a sueldo de Guerreros Unidos y asesinados por miembros de este cártel a los que fueron entregados.

Una decena de policías del municipio de Iguala que fueron detenidos por este caso han sido acusados formalmente de los delitos de delincuencia organizada y de secuestro, indicó la PGR.