México promete para junio una Ley de Desapariciones Forzadas

El Estado mexicano reconoce que solo tiene una malograda cifra oficial de más de 20 mil personas "no localizadas" o "desaparecidas"
México promete para junio una  Ley de Desapariciones Forzadas
El gobierno mexicano en el ojo del huracán.
Foto: EFE

México.- El Estado mexicano reconoce que solo tiene una malograda cifra oficial de más de 20 mil personas “no localizadas” o “desaparecidas” y prometió ante el Comité de la ONU que “para junio próximo habrá una Ley General de Desapariciones Forzadas”.

Durante una inédita comparecencia ante el Comité sobre Desaparición Forzada, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez, aseguró que además de emitir la ley, México “acatará todas” las recomendaciones que enviará en dos semanas la Organización de las Naciones Unidas.

La lista de desapariciones forzadas, dijo Gómez, pasó de los 749 casos registrados durante el 2007 a 5, 098 en 2014.

Esta es la primera vez desde que México firmó la Convención contra la Desaparición Forzada en 2010, que una delegación del país es citada a Ginebra para rendir cuentas sobre el tema de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, Guerrero (sur), hace ya cuatro meses.

LEA ADEMÁS:

Fiscal admite que falta mucho para cerrar el caso Ayotzinapa

PGR: Normalistas de Iguala fueron incinerados y echados al río

Peña Nieto pide a mexicanos no quedar atrapados en caso Ayotzinapa

“Están vivos”, insisten padres de los 43 desaparecidos de Iguala

Durante su intervención, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis González, dijo que el compromiso deberá ser, al final de cuentas, “beneficiar a las víctimas y sus familiares” hasta ahora golpeados por la impunidad.

Por ejemplo, entre los más de 20,000 familiares del mismo número de desaparecidos, solo se han integrado 190 expedientes en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) creada en 2010 especialmente para dar asesoría legal y sicológica.

Los afectados, explicó González, tienen la convicción de que los Derechos Humanos en México “son un mero discurso” sin acciones.

De esto dieron fe Hilda Legideño y Bernabé Abraján, dos padres de estudiantes de Ayotzinapa que formaron parte de la delegación que viajó a Suiza para expresar su inconformidad por las conclusiones de la fiscalía que dan por muertos a sus hijos a manos del crimen organizado. Reiteraron ante la prensa que “a sus hijos los tiene el gobierno”.

Así empujaron a México a replantear ante la ONU su discurso sobre el caso Iguala. “Cuando se juzgue y sancione a todos los responsables de estos actos de barbarie y se acredite el paradero de los desaparecidos se pasará a la recomposición del tejido social”, dijo el subsecretario Gómez.