Escuelas en México rechazan a 4 niños estadounidenses hijos de mexicanos

Mexicanos con hijos estadounidenses enfrentan serias barreras económicas y legales para que sus hijos puedan estudiar

María Tinoco con sus hijos, estadounidenses de padres mexicanos, sin acceso a educación ni servicios sociales en México.
María Tinoco con sus hijos, estadounidenses de padres mexicanos, sin acceso a educación ni servicios sociales en México.
Foto: Gardenia Mendoza

@GardeniaMendoza

MÉXICO.- De la helada y pacífica ciudad de Waukegan, Illinois, a la calurosa y empolvada población de la Puerta de Santiago, en el Estado de México, hay un abismo que María Tinoco reconoce después de cinco años de regresar a su país de origen con cuatro hijos estadounidenses a cuestas.

“Allá el clima es horrible y ser migrante también, pero a ningún niño le niegan la educación”, comenta minutos antes de exponer su caso en el Seminario Internacional sobre Dreamers y menores ciudadanos de Estados Unidos exiliados en México, que se realizó en la capital mexicana.

El centro de las penas de la señora Tinoco es que a sus hijos –de 17, 15,14 y seis años- se les niega la entrada automática a la educación básica, media y media superior porque son ciudadanos americanos y tienen que certificar, traducir, apostillar, llevar y traer entre México y Estados Unidos las actas de nacimiento.

“El costo de todos esos trámites por los cuatro niños es de 50,000 pesos (alrededor de 3,800 dólares)”, lamenta la mujer quien sólo gana ocho dólares diarios como asistente en una oficina.

Al no poder realizar este trámite, el resultado es que los profesores dejan los chicos entrar a las aulas como oyentes, pero no tienen el reconocimiento oficial, o sea, no existen como estudiantes y no pueden tener un título educativo de ningún tipo, una situación en la que se encuentran miles de estudiantes hijos de mexicanos repatriados.

LEE TAMBIÉN:

Niños de EEUU se quedan sin educación en México

La SEP reconoce que tiene inscritos alrededor de 290,000 mientras el total de niños estadounidenses de origen mexicano viviendo aquí es de 570,000.

“La educación es un derecho universal”, dijo Gretchen Kuller, directora del Instituto para las Mujeres en la Migración, una organización civil que ha pujado por la eliminación de cualquier requisito para ingreso a la escuela de hijos estadounidenses de padres mexicanos.

“En Estados Unidos, a los niños mexicanos no les piden ninguna apostilla, certificación ni traducción de su acta al inglés para dejarlos entrar”.

LEE TAMBIÉN: Repatriados los padres, sin escuela los hijos

Hace ocho meses y medio que se embarazó Estefanía López, la hija quinceañera de Tinoco y como madre adolescente no puede con los gastos. No tiene seguro médico de ningún tipo y las autoridades del Estado de México le niegan el acceso a la red de hospitales públicos por ser estadounidense.

Tampoco aceptaron inscribirla en el Seguro Popular.

Si no tiene CURP (clave única de registro de la población) no la aceptan. “Una doctora que se apiadó de nosotros dice que me va a recibir, pero no es seguro”, dice la madre. “No sé dónde va a nacer mi hijo”