Difícil acceso a crédito suprime sueño de hispanos para compra de casa

Tasa de dueños de casa bajó en 2014 a su nivel más bajo desde 1999
Difícil acceso a crédito suprime sueño de hispanos para compra de casa
El 48% de los hispanos que alquilan vivienda cree que es un buen momento para comprar casa, pero se desinflan por las restricciones de crédito.
Foto: Consumer Reports

Washington, D.C. – Estados Unidos ya superó los embates de la “Gran Recesión”, pero los hispanos aún afrontan trabas en la obtención de crédito para comprar una vivienda y, como grupo, se encuentran en el nivel más bajo de propiedad desde 1999.

Según un informe de la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP, en inglés) divulgado este lunes, la tasa de dueños de casa entre los hispanos bajó a 45.4% en 2014.

El informe busca servir como un llamado a la acción para facilitar la compra de vivienda, que es la principal fuente de patrimonio de los hispanos en EEUU.

“El acceso a hipotecas a precios asequibles para los consumidores hispanos contribuiría a mantener un mercado inmobiliario saludable, y eso beneficiaría a la recuperación económica en general”, dijo el presidente de NAHREP, Jason Madiedo.

El documento, divulgado durante la conferencia anual de NAHREP sobre financiación de vivienda, no deja dudas de que, pese a los avances de los hispanos en las aulas, el mercado laboral y poder adquisitivo, éstos registran problemas de acceso al crédito.

Así, la tasa de compra de vivienda entre los hispanos bajó del 46.1% en 2013 al 45.4% en 2014, su nivel más bajo desde 1999, pese a que antes de la “Gran Recesión”, los latinos estaban superando el promedio nacional.

El 48% de los hispanos que alquilan vivienda cree que es un buen momento para comprar casa, pero se desinflan por las restricciones de crédito.

“La mayor parte de la acumulación de riqueza entre los hispanos sigue siendo la compra de su casa. Los obstáculos que estamos viendo podrían resolverse con una reforma de vivienda y más acciones de la Casa Blanca”, dijo a este diario Estuardo Rodríguez, estratega demócrata y analista del Raben Group.

Tras un año de estudio del sector de vivienda, la NAHREP divulgará mañana martes su “Proyecto para la Riqueza de los Hispanos”, un plan de acción para ayudar a los latinos a triplicar su patrimonio familiar en un plazo de diez años.

El documento de NAHREP fue divulgado en vísperas del 47 aniversario, este miércoles, del “Acta para una Vivienda Justa” (“Fair Housing Act”), que prohíbe la discriminación en todas sus manifestaciones en el alquiler, compra o financiación de viviendas en EEUU.

El problema, según reconoce el propio Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, en inglés), es que las minorías siguen afrontando discriminación en las opciones para financiación de vivienda, aunque ahora ésta se manifiesta de forma casi imperceptible.

Tan solo en 2014, HUD recibió 8,850 quejas por discriminación con base a la raza, origen nacional, religión, género, estatus familiar y discapacidad. Del total, 683 casos eran de hispanos.

Las autoridades lograron negociar una compensación de cerca de $33 millones para las víctimas y fondos creados para ayudarlas.

· Los problemas de acceso a crédito, escasez de casas a precios asequibles y el monto de “enganche” o prima son las principales barreras para la compra de casa entre los hispanos.

· En 2014, la tasa de dueños de casa entre hispanos fue del 45.4%, o un total de 6.8 millones de hogares. El incremento neto de nuevos dueños de casa fue de 54,000.

· El número de hogares hispanos creció por 320,000 en 2014, o cerca del 40% de todos los nuevos hogares a nivel nacional.

· De los nuevos compradores de casa en 2014, los llamados “Millenials” (entre 18 y 34 años de edad) conformaron el mayor grupo, con un 32% de todos los compradores. Los hispanos, a la vez, con el 25% de los “Millenials”.

· Para 2025, los hispanos conformarán siete millones de los nuevos hogares en EEUU, de un total de 17 millones.

· El poder adquisitivo de los hispanos es de 1.5 billones de dólares, y ese monto subirá a dos billones para el año 2020.

Pese a los problemas, el 65% de los agentes de bienes raíces hispanos vaticina que 2015 será un año muy sólido para los compradores de casa latinos.