Controversia por centro de detención de ICE en Bakersfield

Opera en antigua cárcel estatal que registró alto índice de casos de la enfermedad conocida como "fiebre del valle"
Controversia por centro de detención de ICE en Bakersfield
Centro de detencion
Foto: Getty

Cientos de inmigrantes indocumentados están siendo transportados y detenidos ahora albergados en una prisión privada que por largo tiempo estuvo cerrada en Bakersfield, conocida como Mesa Verde, localizada en una región conocida por el alto riesgo de contagio de la llamada “fiebre del valle”.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) comenzó a principio de este mes a llenar el Centro de Detención Mesa Verde, única instalación en el Valle de San Joaquín, lo que ha generado alarma y preocupación entre grupos defensores de los derechos civiles por el riesgo que esto puede implicar para la salud de muchos inmigrantes en vías de deportación.

La “fiebre del valle” es una enfermedad infecciosa contraída por esporas de un hongo que se encuentran en el aire conocido como “cocci” o “tierra mortal”, que vive en la tierra y que se reproduce en los pulmones. Los síntomas tardan hasta tres semanas en manifestarse. No hay vacuna ni cura para esta enfermedad, de acuerdo con un reporte publicado por el Departamento de Salud Pública de California en

“Los detenidos de ICE que están en riesgo de ser deportados a países cuyos sistemas médicos no tienen experiencia en tratar la fiebre del valle no deberían ser albergados en esta región”, indicó Megan Sallomi. abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en una carta dirigida a funcionarios de ICE.

El condado de Kern, donde se encuentran ubicadas las instalaciones del nuevo centro de detención de ICE, tiene el índice más alto de casos de fiebre del valle en el estado y las personas de las minorías , incluyendo a los afroamericanos y los hispanos, son particularmente vulnerables, de acuerdo al reporte del Departamento de Salud.

Hasta 2009, cuando se llevó a cabo la reforma de prisiones estatales en California, Mesa Verde albergó a presos estatales, desde entonces estuvo fuera de operación.

ICE ahora tiene un contrato con el gobierno municipal de McFarland, una pequeña ciudad en el Valle de San Joaquín, localizado a 6.5 millas de Delano, California, para que opere Mesa Verde. A su vez la ciudad contrató con la empresa GEO Group para que administre este centro de detención.

GEO Group, una compañía privada, ha sido cuestionada en repetidas ocasiones por no proveer cuidado médico adecuado a los detenidos bajo su custodia.

GEO no respondió las llamadas de este diario, pero de acuerdo a declaraciones anteriores a la prensa, la empresa asegura haber invertido $10 millones para la renovación de las instalaciones y que tendrá 100 empleados de tiempo completo.

La mayoría de los detenidos en estos centros serán exconvictos que terminan su sentencia en una prisión estatal y son puestos en proceso de deportación.

Virginia Kice, portavoz de ICE, indicó que este centro de detención ha sido renovado y que GEO Group deberá cumplir con los rigurosos “que la agencia ha establecido para todas sus instalaciones”.

Los detenidos, declaró Kice, “tendrán acceso a las mejores condiciones”.

Este nuevo centro de detención servirá para mantener a los detenidos en el área y cerca de sus familias y a sus abogados, si cuentan con representación legal. Según la portavoz de ICE, anteriormente los indocumentados detenidos en el área del Valle de San Joaquín eran trasladados a centros de detención en el norte de California.