En Olimpiadas Especiales Costa Rica es ‘la pura vida’

Los costarricenses, modelo a seguir en el apoyo a atletas con discapacidad intelectual, preparan la segunda mayor delegación para las Olimpiadas Especiales LA2015
En Olimpiadas Especiales Costa Rica es ‘la pura vida’
Imagen de un contingente de la poderosa delegación de Costa Rica que vendrá a los Juegos Mundiales de Los Ángeles. Foto: Cortesía
Foto: Olimpiadas Especiales Costa Rica

En Costa Rica, el apoyo a los atletas especiales es una pasión, un proyecto de vida, un puente en el camino rumbo al éxito.

“Es un privilegio trabajar con seres de tan grande calidad humana, con seres que lo único que saben es proporcionar amor incondicional, puro y transparente”, dijo Carlos Valverde, presidente de Olimpiadas Especiales en Costa Rica, país que ha logrado crear uno de los sistemas más exitosos para ayudar a jóvenes con discapacidad intelectual.

En los Juegos Mundiales de las Olimpiadas Especiales, que se efectuarán en Los Ángeles a partir del 25 de julio, la delegación tica será la más grande después de la de Estados Unidos.

Costa Rica, el país 118 del mundo en población y el 128 en área terrirorial, se presentará al evento con 222 atletas participantes, siendo un modelo a seguir en cuanto a la cooperación entre el gobierno y el sector privado para desarrollar un programa integral de apoyo a atletas.

“En sus inicios, hace 28 años, Olimpiadas Especiales en Costa Rica se mantenía en base de un trabajo intenso de voluntarios que salían a la calle a vender cualquier tipo de artículos que te puedas imaginar y a hacer colectas con bote en mano”, recordó la directora de comunicaciones de Olimpiadas Especiales en Costa Rica, Sharon Brenes.

“Hoy, somos una organización que tiene estabilidad financiera gracias a alianzas muy importantes con el sector privado y que cuenta con el apoyo decidido del gobierno”, subrayó.

Apoyo a atletas es ley

Brenes explicó que el acontecimiento que permitió a Costa Rica dar un gran paso en su proyecto de apoyo a los atletas especiales fue la promulgación, hace cinco años, de una ley que incluye dentro del presupuesto federal a la organización de Olimpiadas Especiales.

Lagos Ethel, atleta'tica', en el podio de los Juegos de Atenas 2011. Foto: Getty Images
Lagos Ethel, atleta’tica’, en el podio de los Juegos de Atenas 2011. Foto: Getty Images

Las alianzas con el sector privado y el gobierno han permitido que Costa Rica conforme todo un sistema de infraestructura alrededor de los atletas y sus familias.

Desde la implementación de campamentos de instrucción, hasta la operación de escuelas de iniciación deportiva, el manto de apoyo de Olimpiadas Especiales cubre en su totalidad al país de 4.5 millones de habitantes y en el que hay entre 220 mil y 260 mil personas que sufren algún tipo de discapacidad intelectual.

De igual manera, el Ministerio de Educación Pública de Costa Rica y Olimpiadas Especiales han formado una alianza estratégica para impulsar el desarrollo de las personas con capacidades diferentes.

“Estamos presentes en los más de 5,500 planteles educativos de las siete provincias que componen Costa Rica. Este es un esfuerzo conjunto de todas las partes para darle a las personas discapacitadas de nuestro país el gran valor humano que se merecen”, comentó Valverde.

En Costa Rica, la atención a personas con capacidades especiales inicia a muy temprana edad, para de esa manera detectar las inclinaciones que mayor satisfacción les puedan dar a las más de 30,000 personas inscritas en Olimpiadas Especiales.

“Es a través del deporte que las personas con discapacidad intelectual pueden darse cuenta que pueden alcanzar sus grandes metas. El deporte es el medio que los prepara para entrar a la fuerza laboral, lo que les da una mayor oportunidad de integrarse en una sociedad que debe volverse más inclusiva cada día”, apuntó Valverde.

Algo más que medallas

La estrategia para desplazar a la delegación tica a los Juegos Mundiales de Los Ángeles es una labor titánica.

La logística de transportar a los atletas y sus familiares implica repartir a todos los viajeros en cinco vuelos diferentes y coordinar una cantidad extraordinaria de reservaciones de hotel.

Una vez instalada en Los Ángeles, la delegación de Costa Rica desplegará el poderío de sus participantes en los 19 deportes en los que actuarán, pero más allá de ganar medallas, el objetivo de la delegación es poner el nombre de su país en alto.

“Estos muchachos representan los colores de Costa Rica, de todo un país que siente orgulloso de ellos”, afirmó Valverde.

“Muchas personas creen que estos atletas sólo producen medallas y no es así, aquí lo que hay son verdaderos cambios de vida. Nosotros no medimos el éxito de una delegación por el número de medallas obtenidas; aquí lo más importante es el desarrollo de la persona”, estableció.

Una visión diferente

Más allá del deporte, en Costa Rica los atletas con discapacidad intelectual representan el sentimiento de un país que apuesta por proporcionar las mismas oportunidades de éxito a cualquiera de sus habitantes.

“Los atletas especiales son nuestra inspiración, ellos son iguales a cualquier otra persona. Sienten, piensan, estudian, trabajan como cualquiera de nosotros” apuntó Sharon Brenes.

“Estar cerca de ellos es verdaderamente una motivación y una experiencia que te hace ver la vida de una manera completamente diferente”.

Costa Rica en números

222 atletas con discapacidad intelectual estarán en los Juegos Mundiales de Los Ángeles

310 personas conforman el total de la delegación. Será la delegación más grande de los Juegos Mundiales, solo por atrás de la de Estados Unidos

30,000 atletas están bajo el programa de Olimpiadas Especiales

220,000 o más personas han sido diagnosticadas con algún tipo de discapacidad intelectual en ese país

4.5 millones es su población total de Costa Rica, el lugar 118 del mundo en ese rubro