Para las finanzas de los hispanos la universidad no es suficiente

La educación superior no protege las economías de todas las comunidades por igual
Para las finanzas de los hispanos la universidad no es suficiente
Uno de los obstáculos en el camino a la universidad es el precio variable de la matrícula, que puede aumentar de un año para otro, señala el estudio.
Foto: Archivo / Impremedia

El título universitario garantiza una mejor posición económica y seguridad financiera para las familias. Esta es una verdad incontestable en el caso de las familias blancas y asiáticas. Para latinos y afroamericanos la experiencia es muy distinta. Para ellos, el título no es suficiente para garantizar estabilidad y crecimiento financiero.

Según los datos que manejan dos economistas de la Reserva Federal de St. Louis, William R. Emmons y Bryan J. Noeth, los ingresos promedios de una familia liderada por un licencidado están 2.4 veces por encima que los de las familias en los que no existen títulos universitarios y hay una relación similar en lo que se refiere a la acumulación de patrimonio. No obstante en el caso de latinos y negros el ratio es menor.

Pero lo más inquietante es que según Emmons y Noeth, en las dos últimas décadas las familias hispanas y negras lideradas por personas con una licenciatura lo han pasado peor que otras familias latinas y negras sin estudios universitarios. Durante los años de la última crisis y la lenta recuperación (2007-2013), el patrimonio de las familias latinas con un cabeza de familia universitario se registró pérdidas del 72%  mientras que las familias de esta misma comunidad sin estudios vieron sus fortunas caer un 41%. En el caso de los blancos los licenciados perdieron un 16% mientras que las familias blancas sin títulos superiores registraron una caídad del 33%.

La educación superior no protege las economías de todos los grupos raciales y étnicos de la misma manera cuando hay fuertes crisis pero además según los autores del estudio, “por sí misma no es suficiente para competir en igualdad de condiciones”.

Ambos economistas dicen que hay que estudiar más esta situación pero apuntan a varias causas como origen del problema. El primero es que normalmente tanto negros como latinos ganan licenciaturas pero no cursan estudios por encima de este grado lo que les garantizaría mayores ingresos. Adicionalmente la discriminación  y los tipos de trabajo que consiguen los miembros de cada comunidad explica en parte esta diferencia.

Las “elecciones financieras” también son una trampa para estas dos minorías que tienen una deuda estudiantil e hipotecaria mayor que blancos y asiáticos y muy buena parte de su patrimonio invertido en vivienda (con hipotecas) y no tanto en planes de pensiones o acciones que se han recuperado antes de la crisis. Afroamericanos y latinos suelen heredar menos de sus padres y tienen más dificultades para financiar su paso por la Universidad.