Editorial: La huella latina en New Orleans

El huracán Katrina dejó al desnudo la falta de preparación a nivel local, estatal y federal para enfrentar un fenómeno climático de este tipo
Editorial: La huella latina en New Orleans
New Orleans, 10 años después.
Foto: Getty Images

ENGLISH VERSION
La historia de los latinos en New Orleans a 10 años del paso del huracán Katrina es un microcosmos de los avatares por lo cual pasan estos inmigrantes en Estados Unidos, comenzando con el aprecio a su labor necesaria, porque nadie quiere hacerla, para pasar luego al resentimiento y la explotación. La transformación demográfica de la ciudad es una de las varias consecuencias duraderas que tuvo el huracán.

El huracán Katrina dejó al desnudo la falta de preparación a nivel local, estatal y federal para enfrentar un fenómeno climático de este tipo. Los diques fueron superados causando grandes inundaciones en las áreas más pobres, las imágenes de una población mayormente afroamericana anegada son imborrables, como el recuerdo de un gobierno federal que por subestimar las necesidades de estos habitantes, fue blanco de la acusación de no actuar por racismo. Se estima que el huracán desplazó a más de 400,000 personas, la mayoría de ellos afroamericanos de los cuales muchos no regresaron, así la ciudad hoy es más blanca e hispana que antes.

Ante este panorama no es extraño que la reconstrucción de la ciudad, con su dinero federal y contratos, haya sido un imán para un sector de la población que integra aproximadamente el 25% de la fuerza laboral en la construcción a nivel nacional. Ya había una pequeña población latina que recibió y ayudó a los miles de trabajadores mayormente centroamericanos que llegaron a llenar un espacio vacío.

Desde entonces hasta hoy estos inmigrantes trabajaron arduo y su labor en muchos casos fue bien recibido; también su presencia fue resentida por muchos que pensaron  que tomaban empleos que debían de ir a un afroamericano y muchos empleadores no les pagaron, prefiriendo algunos llamar a inmigración antes de cumplir con ellos. Todo esta es una historia conocida.

La realidad es que hoy New Orleans con sus más de 33 mil residente nuevos latinos de los últimos años es una ciudad más hispana que antes, lo que no choca con la historia local. esta ciudad estuvo 40 años bajo el gobierno de España, de allí -ya en manos estadounidenses- surgió El Misisipi, la primera publicación en español de Estados Unidos y su comercio estuvo muy ligado a la industria bananera de América Central. El impacto del huracán Katrina significó el regreso de los latinos a una región que es parte de su historia.

Alrededor de la web