Lucas Matthysse piensa en los welters

‘Quiero ganar el título del CMB ante (Viktor) Postol, hacer dos defensas y subir de categoría’: Matthysse
Sigue a La Opinión en Facebook
Lucas Matthysse piensa en los welters
Lucas Matthysse es favorito mañana en Carson frente al ucraniano Viktor Postol.
Foto: Golden Boy Promotions

La pasividad en las respuestas de Lucas Matthysse contrasta con la actitud resuelta y concluyente que despliega sobre el cuadrilátero. Sabe que en un momento especial para el boxeo argentino él es, hoy por hoy, su peleador más emblemático. Y lo asume.

Sin pose de estrella, Matthysse sabe que a los 33 años es su momento y que todo empieza mañana, en Carson, cuando cruce caminos con el ucraniano Viktor Postol.

¿Es un punto de inflexión esta pelea?

“Es muy importante para mí porque hay un título mundial en juego y para eso se trabaja… espero ganar y ponernos en todo lo alto”.

¿Qué sabes del rival?

“Ya lo hemos seguido y cuando nos anunciaron la pelea lo estudiamos más. Es un gran peleador al que respeto”.

De nuevo la preparación en Buenos Aires…

“Siempre lo hago así. Trabajo allá muy duro y muy fuerte, pero quedé muy contento. La última semana me vengo a Los Ángeles para trabajar los detalles finales aquí”.

Sabes que Viktor Postol es alto y larguirucho y que le lleva ventaja en estatura y en alcance.

“Trabajamos mucho en eso con varios sparrings que tuvieran su físico y que me ayudaron bastante”.

Lo previsible es que utilice sus brazos largos para mantenerte afuera con su jab. ¿Algún plan o estrategia para enfrentar eso?

“Y sí, creo que tratará de mantenerme afuera, pero para esto cada quien tiene sus recursos. Vamos a buscar cómo entrar y conectarlo y empezar a desgastarle su físico y poder imponer nuestro plan de pelea y ganar”.

¿Cómo se prepara una pelea ante un rival mucho más alto?

“Esta vez trajimos sparrings de México, Puerto Rico y Brasil… tipos mucho más grandes que yo… con mucho más peso y fortaleza y me ayudaron mucho”.

Confirmaba ayer el diario La Nación de Buenos Aires que el argentino Martín Ríos, los brasileños Yamaguchi Falcao y Patrick Texeira y el puertorriqueño Jorge Meléndez trabajaron estas semanas con “La Máquina”, como se conoce a Lucas Martin Matthysse.

¿Vas a buscar el nocaut?

“Eso puede pasar, pero uno se prepara para lo que sea y para pelear los doce asaltos”, añade nada pretencioso.

Difícil de creer que no busques el KO cuando de 37 triunfos tienes 33 nocauts…

El nocaut es consecuencia de otras cosas que pasan en un ring… por ahí los rivales ya saben qué tanto pegas y se cuidan mucho… otros corren y no es tan fácil cazarlos… por eso el nocaut es consecuencia de muchas cosas”.

No hay quinto malo

Un repaso a sus estadísticas cuenta que en las cuatro recientes peleas hizo 47 de 48 asaltos posibles.

O sea, dos victorias por decisión ante Ruslan Provodnikov y Roberto Ortiz. Un nocaut en once asaltos sobre John Molina Jr. y su derrota ante Danny García por decisión, hace dos años en Las Vegas.

Así que da ilustrado el concepto del noqueador argentino que bien podría hacer bueno el viejo dicho de: “no hay quinto malo” y regalar una victoria por la vía del sueño a sus seguidores.

Vienes embalado y listo para cosas grandes después de jugarte todo y ganarle a un titán como Provodnikov. ¿Es tu mejor victoria aquella de abril ante el ruso?

“Sí, es mi mejor victoria. Viste… por la calidad del rival y porque Provodnikov ha hecho grandes peleas y es un tremendo rival para cualquiera.Y sí, me quedo con ésa”.

Volviendo a tu pelea del sábado (mañana) en el StubHub de Carson, vemos que Postol sólo tiene 11 nocauts ¿eso te marca algo?

“Eso marca que no tiene mucho poder... que no tiene una gran pegada, pero yo no me voy a confiar… él es un peleador grande y fuerte”.

Además está invicto… tiene 27-0 y 11 KO’s

“Si nunca ha perdido es porque es un gran boxeador… hay muchos peleadores que son guerreros y que ganan peleas asalto por asalto”.

Tras el retiro de Sergio “Maravilla” Martínez y el receso voluntario de Marcos “Chino” Maidana, el prestigio del boxeo argentino queda sobre sus hombros.

Y él lo sabe.

¿Te pone presión ser ahora la única estrella de Argentina y saber que todos te miran?

No hay presión ni me daña la cabeza. Eso me motiva y sólo espero que llegue el sábado para ir al cuadrilátero y ganar esta pelea y ganar este título para llevarlo para Argentina”.

Se despide Lucas Matthysse para afinar detalles de una pelea puntual para su carrera en la que puede poner en su mochila una correa de título mundial y el pasaporte para llegar pisando duro a las 147 libras, donde hay más historia de héroes, repletos de gloria y de millones.

Más de boxeo

Golovkin está preparado para una guerra de poder contra Lemieux

Matthyse vela armas para enfrentar a Postol

A JM Márquez no le interesa una quinta pelea con Pacquiao