Clinton se jacta de votar “varias veces” por el muro fronterizo

Clinton explica su visión de que "es necesario hacer más para proteger la frontera " y también legalizar a indocumentados, pero su respuesta molestó a algunos activistas
Clinton se jacta de votar “varias veces” por el muro fronterizo
La precandidata demócrata Hillary Clinton fue criticada por el uso de la frase "inmigración ilegal" y por jactarse de votar "en numerosas ocasiones" en favor del muro fronterizo.
Foto: Scott Elsen / Getty

Durante un evento con preguntas del público en New Hampshire, la precandidata demócrata Hillary Clinton recordó al mundo entero que, cuando era senadora federal votó “en numerosas ocasiones, a favor de invertir fondos en construir una barrera (fronteriza) para prevenir que entraran los inmigrantes ilegales”.

De hecho, aun cuando este año el muro fronterizo ha dominado la primaria republicana por las promesas del magnate Donald Trump de “construir un muro y que México pague por él”, parece haberse olvidado que en 2006, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley de la Barda Segura (Secure Fence Act) por grandes mayorías en las dos cámaras.

En el senado federal o cámara alta del Congreso, en el que tanto Barack Obama como Hillary Clinton eran senadores en ese momento, el proyecto de ley del republicano Peter King, de Nueva York, pasó con entusiasta apoyo bipartidario por 80 votos contra 19.

Tanto Obama como Clinton votaron en 2006 a favor de la construcción de 700 millas (1,100 km) de barreras físicas, más barreras para vehículos, puestos de control, iluminación y tecnología avanzada, como cámaras, satélites y vehículos aéreos no tripulados (drones).

Para abril de 2009, el Departamento de Seguridad Nacional había construido 613 millas de “muro peatonal” y “barreras de vehículos” y no la doble barda de la ley original, pero la misma había sido enmendada por el propio congreso para que DHS mismo decidiera qué tipo de muro había que construir dependiendo de la zona.

Muchos conservadores aseguran que esto no ha sido suficiente y que sólo se construyeron menos de 40 millas de la “doble barda” del proyecto original.

La frontera y los indocumentados en EEUU

Durante su intervención esta semana en New Hampshire, Clinton respondió a una pregunta sobre “cómo asegurar la frontera” de parte de una persona del público en el foro de New Hampshire.

Su respuesta fue amplia, pero comenzó diciendo “voté en numerosas ocasiones por la barrera” , agregando que “pienso que sí hay que controlar las fronteras”, pero agregando luego que también “hay que lidiar con las personas que ya están aquí y en muchos casos por décadas”.

Clinton dedicó buena parte de su respuesta a explicar que “no importa lo alta que es la barrera”, nunca se va a deportar a 11 o 12 millones y que habría que legalizar a estas personas, aparte de poner recursos en los países de origen para lidiar con los problemas y las condiciones que llevan a los migrantes a irse de sus países.

“La inmigración de México ya no es el problema. A la economía de México le está yendo bien, no tenemos inmigración neta de ese país desde hace años, ahora vienen muchos de Centroamérica y otras partes de América Latina”, dijo la precandidata en New Hampshire.

Uno de sus competidores, el precandidato y ex gobernador de Maryland Martin O’Malley fue crítico de la declaración de Clinton.

“Al presumir su apoyo a un muro fronterizo, la ex secretaria Clinton sostiene un tipo de pensamiento obsoleto e intolerante que el Partido Demócrata no puede representar”, dijo O´Malley. “”Es repudiable escuchar a la ex secretaria Clinton repetir políticas y sentimientos fallidos que están más alienados a los ideales del Partido Republicano, especialmente cuando los Republicanos están promoviendo la intolerancia y falsa histeria sobre la inmigración”.

El grupo de “dreamers” United We Dream acusó a Hillary de poca sensibilidad al usar la frase “inmigrante ilegal” al abrir su respuesta en New Hampshire (aunque más adelante usa trabajadores indocumentados) y la instó a “dejar la palabra “ilegales” y dejar de usar los conceptos republicanos”.

Aquí en este video puede verse la respuesta completa de Clinton en New Hampshire.

La postura de Hillary Clinton

En la elección de 2008, cuando Clinton compitió con Barack Obama por la nominación presidencial del partido demócrata, el tema del muro surgió en más de una ocasión en la precampaña.

Durante un debate de los dos en Texas, ambos fueron críticos de la construcción del muro, aunque habían votado a favor de la misma tan sólo dos años antes.

Clinton explicó en ese debate que “hay una forma inteligente y una forma tonta de proteger la frontera”, señalando que la Universidad de Texas en Brownsville iba a ser dividida en dos por la construcción del muro.

“Yo escucharé a los residentes del área, que son los que entienden mejor lo que hay que hacer allí para proteger a nuestro país”, dijo Clinton, ante los aplausos del público. Obama, por su parte, dijo que “la clave es consultar con las comunidades locales” y ambos culparon al gobierno de George W. Bush por las dificultades en la construcción del muro y la forma en que se estaba implementando.

Ante las críticas, la campaña de Clinton contestó con la siguiente declaración: 

“Hillary Clinton tiene un largo historial de luchar por las familias y se ha comprometido a hacer todo lo posible para mantenerlas unidas. Mientras que ella ha apoyado mejoras de seguridad fronteriza en el pasado como parte de una reforma migratoria integral, ella sabe republicanos demasiado a menudo tratan de utilizar la seguridad fronteriza como una excusa para retrasar soluciones para los 11 millones de indocumentados que por años han enriquecido ha Unidos. Es por eso que ella rechaza cualquier intento de condicionar la aprobación de una reforma migratoria integral con la promulgación de nuevas medidas de seguridad fronteriza. Hillary luchará para defender las acciones ejecutivas del presidente Obama, hacer todo lo posible bajo la ley para ir aún más lejos para mantener unidas a las familias, y terminaría con los centros de detención privados.”

 

MÁS SOBRE LAS ELECCIONES EN 2016