Editorial: La despedida de Kobe Bryant

Bryant es un hombre que ejemplifica la multiculturalidad angelina por su conocimiento y experiencia
Editorial: La despedida de Kobe Bryant
Kobe Bryant fue despedido con una gran ovación por los aficionados en Filadelfia, su ciudad natal, a donde ya no volverá en activo.
Foto: Getty Images

El mundo de los deportes vive desde el pasado domingo una fuerte inyección de emociones y nostalgia tras el anuncio de que Kobe Bryant, el legendario jugador de los Lakers de Los Ángeles, se retirará al final de la actual temporada, su 20ª en la NBA.

La noticia no fue ninguna sorpresa; se esperaba desde antes de arrancar el nuevo torneo, pero ahora que los planes del retiro de Bryant se han oficializado, sus seguidores por todo el mundo y en específico en el sur de California se han conmovido.

Kobe Bryant, originario de Filadelfia pero que ha hecho su hogar en Los Ángeles bajo los reflectores de Hollywood, ha sido un digno portador de la grandeza de los Lakers, la franquicia más famosa de la NBA. Considerado por muchos el más grande en el equipo al menos desde los días del gran Magic Johnson, Bryant ha cubierto toda una época con actuaciones épicas, cinco campeonatos de la liga, premios, récords y su vibrante competitividad de la que se siente tan orgulloso.

El legado de Bryant le ha merecido comparaciones nada menos que con Michael Jordan, y aunque tal vez no haya alcanzado la excelencia del mejor basquetbolista de la historia, no hay discusión en que Bryant ha sido el jugador que más semejanzas ha tenido con él.

Emparejado con sus habilidades deportivas que le dieron al sur de California incontables momentos de alegría, la personalidad de Bryant también le ayudó a brillar como estrella y figura mediática.

Bryant es un hombre que ejemplifica la multiculturalidad angelina al hablar español (su esposa es latina) e italiano (vivió en Italia); un tipo interesante que gusta de conocer el mundo, analizarlo y experimentarlo (ama practicar el deporte del futbol). Igualmente, Bryant es alguien de fuertes opiniones y convicciones, que aprendió la lección tras aquel lejano y peligroso momento de infidelidad matrimonial que por poco le arruina su proyecto de vida.

A la carrera de basquetbolista de Kobe Bryant le restan cuatro meses y medio; es una larga despedida que ya está en marcha por todas las ciudades donde se presenta y que servirá para valorar todo el impacto e inspiración que el futuro miembro del Salón de la Fama le ha transmitido al deporte y sus aficionados.