Guillermo Ochoa: Vivir en el purgatorio

A 'Pacomemo', portero titular de México en Brasil 2014, se le consume la vida deportiva en el banquillo

Guillermo Ochoa: Vivir en el purgatorio
La portería y Guillermo Ochoa. Una relación... "a distancia".
Foto: Getty Images

No hay peor amargura para un futbolista sano que ver los partidos de su equipo desde el banquillo. Ahí los duelos duran mucho más que 90 minutos, son casi eternos, desgastantes y consumen los sueños. Es, en fin, un purgatorio en vida.

Guillermo Ochoa (Guadalajara, México, 1985) lleva ya bastante tiempo en este inframundo futbolístico. Con ilusión de Cid Campeador el portero titular de México en la Copa del Mundo de Brasil 2014, dejó el fútbol francés con la intención de triunfar en España, la mejor liga futbolística del planeta, pero una mala pretemporada marcó su lamentable destino.

Hoy, cerca de sumar campaña y media con el Málaga FC, el prometedor arquero mexicano, ya con 30 años de edad, acumula tan sólo 630 minutos jugados en el país a donde llegó con la idea de darse a conocer mundialmente y hoy podría ser su tumba futbolística.

Los 630 minutos sumados por Ochoa corresponden a tan sólo siete encuentros jugados, ninguno de ellos de la liga, lo cual se traduce en una cruel sentencia: el arquero mexicano sólo es tomado en cuenta en partidos de poca monta.

Ochoa tiene, dentro de la penumbra, un factor a favor: en los arqueros la edad, a diferencia de los jugadores de campo, no es un factor tan limitante, de hecho, el mexicano está en la mejor etapa para un portero, porque se piensa que la edad cumbre de los cancerberos está entre los 30 y los 34 años.

Esto ubica al jugador del Málaga a las puertas de una decisión fundamental: mantenerse en su idea de triunfar en Europa, donde no ha surgido por él una oferta importante de algún club de abolengo o volver al continente americano, propiamente Estados Unidos o México, donde seguramente lo esperará una buena oferta económica y una continuidad garantizada.

La situación actual de Guillermo Ochoa no da espacio para perder más tiempo. Hoy en día, el ex americanista es el único futbolista mexicano de primera categoría sin continuidad y minutos en su club.

Desde Jonathan dos Santos hasta Raúl Jiménez, los jugadores del Tricolor han encontrado espacio e incluso se han vuelto imprescindibles para sus clubes, como son Javier Hernández, con el Bayer Leverkusen, Andrés Guardado y Héctor Moreno con el PSV o Miguel Layún y Jesús “Tecatito” Corona con el Porto; además, por supuesto, de Carlos Vela, quien pese a su muy mala campaña con la Real Sociedad, aún es la figura del equipo.

El Málaga suma 52 partidos de liga desde la llegada del llamado Paco Memo al club, lo cual ocurrió tras la Copa del Mundo de Brasil 2014, y de esos encuentros, el mexicano no ha alineado en ninguno, lo cual deja ver la dramática situación de quien hoy por hoy también es miembro del banquillo del Tricolor, donde fue titular en la ya mencionada copa brasileña.

Ochoa no sólo ha perdido ilusión con el Málaga, también tiempo y esto, en el fútbol, significa una lenta muerte deportiva.

0 partidos de liga ha jugado Ochoa desde su llegada a Málaga en 2014

52 los juegos del campeonato de Primera División en España que Ochoa ha visto desde el banquillo.

Notas relacionadas

Guillermo Ochoa podría regresar a la Liga MX

Ochoa y Kameni siguen sin hablarse (VIDEO)

Ochoa juega más en la selección mexicana que en el Málaga