Violencia doméstica: Cuando el estatus migratorio es utilizado como arma

Los hombres inmigrantes abusados por sus parejas también califican para VAWA, el Acta de Violencia contra las Mujeres y pueden obtener alivio migratorio
Violencia doméstica: Cuando el estatus migratorio es utilizado como arma
Anualmente, más de 140,000 casos de violencia doméstica contra los hombres se reportan a nivel nacional.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

“Pedro” dice que se siente como una rata acorralada. Cada vez que pelea con su esposa, lo amenaza con reportarlo a migración.

“El abogado me dice ¡aguantate! ¡aguántate ya viene la audiencia!”, narra “Pedro”, un inmigrante brasileño de 53 años, cuyo nombre fue cambiado para proteger su identidad, y quien asiste al grupo de ayuda para hombres víctimas de violencia doméstica de la organización Paz sobre Violencia (Peace Over Violence).

Un año después después de que se casó con una mujer a la que le lleva 28 años, empezaron los problemas.

Me revisaba todo los mensajes del teléfono. Le dije chica, no estoy entendiendo, qué haces. Después me borró todas las fotos y vídeos de mi familia que tenía en la computadora. Desapareció más de 20 años de vida”, se lamenta.

Las cosas empeoraron cuando la mujer se embarazó. “Yo no quería otro hijo, ya tengo dos, ya soy abuelo. ¡Se lo dije antes! Ella me había dicho que se estaba cuidando. Después que nació el hijo fueron peleas tras peleas. Yo me enfermé de laberintitis, estaba todo estresado. Hago entrega de paquetes y veía la carretera como que zigzagueaba de un lado a otro de lo mal que estaba. También fui al doctor porque me dolía mucho el pecho, y después de hacer exámenes me dice que mi corazón está bien, que es puro estrés”.

"Pedro" un inmigrante brasileño que sufre de violencia doméstica encontró ayuda en el grupo para hombres que creó la organización Paz sobre Violencia. (Araceli Martínez/La Opinión).
“Pedro” un inmigrante brasileño que sufre de violencia doméstica encontró ayuda en el grupo para hombres que creó la organización Paz sobre Violencia. (Araceli Martínez/La Opinión).

Violencia a diario

Asegura que todos los días, a toda hora, siempre su mujer le hace ‘bronca’.

“Además de conducir un camión de entrega de paquetes, yo hago música y puedo hacer dinero de ahí. Pero si ella me ve en la computadora trabajando en mi música, me la apaga. Me grita: ¡salté de ahí! ¡esto es mierda! Cuando se enoja me manda kilos de insultos en mensajes de texto.

“Una vez que no limpié bien al niño cuando se hizo caca, me mandó varias amenazas en textos diciendo que yo estaba abusando del niño porque le encontró el ano irritado. Me amenazó con meterme a la cárcel. Yo le mostré los mensajes al pastor de la Iglesia a donde vamos los dos, y también fui a la policía. Ellos me recomendaron venir al grupo de violencia doméstica para hombres de Peace over Violence”, expone.

"Pedro" un inmigrante brasileño indocumentado a quien su mujer amenaza con reportarlo a migración, dice que a veces quisiera dejarlo todo y regresar a Brasil. (Araceli Martínez/La Opinión).
“Pedro” un inmigrante brasileño indocumentado a quien su mujer amenaza con reportarlo a migración, dice que a veces quisiera dejarlo todo y regresar a Brasil. (Araceli Martínez/La Opinión).

Abuso financiero

“Pedro” platica que su esposa de 26 años le ha reventado sus tarjetas de crédito. “Me creó 7,000 dólares en deudas de regalos y ropa. Le conté en su armario 165 bragas, 55 pares de zapatos. Eso sí, es una excelente madre, entras a la recámara del niño y es como si fuera la de un rico, tiene todos los juguetes que tú gustes y mandes”.

Menciona que lo ha puesto en mal con el hijo mayor que tuvo de su primer matrimonio. “Lo llamaba para insultarlo en la madrugada. No veo a mi hijo desde hace seis meses, y me ha dicho que mientras esté con ella no quiere verme”.

Atado del cuello por migración

“Pedro” dice que ya no quiere seguir con su esposa pero tiene un caso muy complicado en migración.

“Me separé de mi esposa de 20 años que me dio dos hijos para casarme con otra mujer por papeles porque mi patrocinador desapareció. Hicimos un trato, yo la ayudaría a ella a producirle su música y ella fungiría como mi esposa ante migración, pero se enamoró de mi, y cuando yo me puse de novio con mi actual esposa, ésta última le mandó fotos de nuestro romance, y mi esposa por papeles me acusó a migración de adulterio.

“Ahora el abogado dice que cometí un crimen y si quiero arreglar mis papeles me tengo que aguantar a esta mujer que es muy joven y bonita pero que me maltrata día y noche. Yo la verdad estoy tan desesperado que a veces quisiera agarrar un avión e irme a Brasil para no saber más. Me duele mi hijo, él no tiene la culpa de nada”, cuenta “Pedro”.

"Pedro" un inmigrante brasileño ha encontrado ayuda en el grupo de violencia doméstica para hombres de habla hispana que creó la organización Paz sobre Violencia. (Araceli Martínez/La Opinión).
“Pedro” un inmigrante brasileño ha encontrado ayuda en el grupo de violencia doméstica para hombres de habla hispana que creó la organización Paz sobre Violencia. (Araceli Martínez/La Opinión).

Víctima de violencia doméstica

Gabriela Martínez, abogada en migración de la organización Paz sobre Violencia, dice que al igual que las mujeres, los hombres que han sido víctima de violencia pueden obtener alivio migratorio para permanecer en Estados Unidos. “Puede ser la visa U que se da para víctimas de un crimen serio y requiere un reporte de la policía; o la petición de VAWA, – el Acta de Violencia contra las Mujeres – para quienes han sufrido violencia doméstica y no obliga a presentar un reporte policial”, precisa.

Martínez enfatiza que las autoridades de migración reconocen que el hombre es también víctima de violencia doméstica. “Yo he ganado varios casos de hombres que han sido víctimas de violencia. Así que es posible”, expone. “Ellos sufren de violencia física y psicológica. En esta última aunque es más difícil de demostrar se pueden usar como evidencias, testimonios de personas que han sido testigo, y las cartas de consejeros y terapeutas ayudan mucho para probar el abuso psicológico”, señala.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reconocen que uno de cada siete hombres son víctimas de violencia por parte de su pareja íntima, la cual puede ser una mujer o un hombre para el caso de parejas del mismo sexo.

Grupo de apoyo para hombres de habla hispana sobrevivientes de la violencia doméstica

Organización: Paz sobre Violencia (Peace Over Violence)

Jueves de 5:00 a 6:30 p.m.

Para más información puedes llamar a las terapeutas familiares Rosalinda Méndez o Alice Obando López al 626-584-6191

Línea disponible 24 horas: 626-793-3385