Todo limpio para la llegada del papa

Las ciudades donde estará el Sumo Pontífice cambiaron su "cara" para dar la bienvenida al máximo jerarca de la Iglesia Católica
Todo limpio para la llegada del papa
México espera la llegada del papa Francisco.
Foto: EFE

MÉXICO –  Pocos saben lo que tienen hasta que los visita el Papa. O por lo menos a esa conclusión llegaron los habitantes de las siete ciudades mexicanas anfitrionas de Francisco que entre el 12 y 17 de enero mostrarán un rostro embellecido por pintura y remodelación: iluminaciones perfectas, paredes sin grafiti, calles sin autos viejos abandonados o basura tirada.

No señor, nada feo. Los gobiernos han gastado millones de pesos en diversos proyectos para mostrar una infraestructura cuidada mientras algunos vecinos hacen  sus propios esfuerzos por barrer y acicalar sus frentes.

Gloria a Dios en las alturas, en Ecatepec, se pidió hasta pintar las azoteas descascaradas para que luzcan pulcras al paso del helicóptero en el que llegará el Sumo Pontífice a oficiar una misa ante 300,000 feligreses amén de otros remiendos que hicieron aquí y allá en uno de los municipios más descuidados por el Estado.

Lee también: Regalarán al Papa monedas conmemorativas por su visita a México

Los vecinos de este municipio conurbado de la capital mexicana denunciaron que la preocupación es tal que incluso hubo limpieza por parte del municipio para quitar a indigentes, perros e inmigrantes centroamericanos que vagabundean por las calles, retozando de la cotidiana falta de disciplina.

“Queremos recalcar que más allá del papa habrá un beneficio para toda la ciudadanía”, dijo José Luis Gil, director de Residuos Sólidos de Morelia, la capital del estado de Michoacán que dará la bienvenida al papa el próximo lunes, donde se contrataron a 500 personas de empresas particulares exclusivamente para acicalar la urbe más 150 que normalmente trabajan para el ayuntamiento.

Lee también: El recorrido del papa por México y sus sorpresas

Quien padece en el recuento del reloj es Fernando Castellanos, alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que desde diciembre trabaja para dar una buena imagen de la ciudad en el encuentro del máximo jerarca católico con las familias, en tanto pelea con la falta de cultura cívica. “A diario pedimos de la manera más atenta que no tiren nada al piso”, cuenta. “A ver si hacen caso”.

En San Cristobal de las Casas, por el contrario, han sido los propios vecinos quienes se han ofrecido como voluntarios para arreglar fachadas y jardineras y barrer las aceras en espera del Papamóvil que pasará por sus casas camino a la misa con las comunidades indígenas, una de las más esperadas.

La Ciudad de México tampoco se ha quedado atrás. Entre brochazos gordos a la ruta de paso del jerarca católico; la instalación de pantallas para la transmisión en vivo y carteles de bienvenida, batalla porque los vendedores ambulantes no distorsionen el pulido paisaje cuyo costo de remodelación supera el medio millón de dólares sólo en el área de la Basílica de Guadalupe a donde asistirán alrededor de 38,000 personas.

Lee también: Un báculo fabricado por presos y un corrido aguardan al Papa en Ciudad Juárez

Para Ciudad Juárez, la preocupación venía desde antes que el papa anunciara su interés por rematar su viaje apostólico. La fama que alcanzó en 2010 como la más violenta del mundo con 230 asesinatos por cada 100 mil habitantes puso a trabajar a las autoridades en el tema de corrupción y seguridad y eso llevó, en parte, al mejoramiento urbano.

Aún así desde el 11 de enero arrancó un proceso de “descacharrización” y “destilichamiento” que inició por las calles donde pasará Francisco y se siguió a 60 colonias donde lo solicitaron porque se dieron cuenta que limpiar la ciudad da una mejor calidad de vida. Al final de todo, gracias al papa.

Renta de azoteas

Otro dolor de cabeza es la renta de azoteas para que los fieles tengan una mejor vista. El delegado en Gustavo A. Madero, donde se encuentra La Villa, advirtió a los vecinos ante un accidente “por acceso excesivo de personas” en los altos de los edificios de la Ciudad de México.

La capital mexicana no es la única donde se ha detectado este tipo de negocios. En Morelia, un usuario de Facebook se dio a conocer por el alquiler de un salón con cuatro balcones para presenciar el paso del Papamóvil por alrededor de 1200 dólares (22,000 pesos).

Ya en Ecatepec los costos son menores, entre 15 y 50 dólares, según la ubicación.

Lea también: Sin carnes rojas, tequila ni chile, el ‘maná’ del papa Francisco en México

?>