A Raúl Gudiño le toca crecer y consolidarse en Europa

El portero olímpico mexicano afronta un reto crucial en su naciente carrera profesional
A Raúl Gudiño le toca crecer y consolidarse en Europa
Raúl Gudiño se perfila como el heredero a largo plazo del arco de la selección mexicana.
Foto: Getty Images

La presión forja hombres y descarta prospectos, así ocurre siempre en el fútbol, deporte donde las cualidades no tienen la última palabra en el tema del éxito o del fracaso profesional.

Raúl Gudiño (Guadalajara, 1996) ahora mismo atraviesa por ese momento de la verdad en su temprana carrera futbolística. Con la segunda década de vida muy cerca (cumple 20 años el 22 de abril), el joven arquero mexicano ha encontrado el momento de mostrar su valía profesional en el fútbol de Europa.

Gudiño suma dos encuentros como titular bajo los postes del modesto club Unión Madeira, de la Primera División de Portugal, al cual llegó a préstamo procedente del Porto, tras la lesión de André Moreira, guardameta titular, quien estará fuera de actividad por el resto de la campaña.

El arribo del portero titular de la selección Sub 23 mexicana al pequeño equipo de la ciudad de Funchal ocurre en una fase cumbre del campeonato luso, donde el Unión Madeira está lejos, muy lejos de los puestos de honor, pero siente el calor de las brasas de la zona del descenso.

La apuesta del estratega Norton de Matos ha sido en verdad arriesgada. No es fácil confiar la meta y el comando de la zaga de un equipo en busca de evadir el abismo a un joven de 19 años con prácticamente nula experiencia en la Primera División, no de Portugal, sino de cualquier otra liga.

“Es un paso y una oportunidad muy grande para mí. Nunca antes había debutado en una primera liga”

Raúl Gudiño / Portero  mexicano del Unión Madeira de Portugal

El Unión Madeira lucha por su salvación desde la posición 14 de 18 clubes, gracias a los 24 puntos conseguidos en igual número de partidos disputados.  Sin embargo, en Portugal, como en muchas de las grandes ligas europeas, son tres las plazas destinadas a perder la categoría al final de una campaña.

Bajo este tópico, el Unión Madeira se encuentra tan sólo tres puntos por arriba del infierno, donde luchan el Boavista FC (21 unidades), Académica de Coimbra (19) y el colista Tondela (13). Muy cerca del cuadro de Gudiño también está el Moreirense FC (23) y por encima, pero a tiro de piedra, el Nacional, con 25 unidades.

Gudiño no está ante un reto menor; por el contrario, si logra mantenerse como titular en los 10 partidos restantes del campeonato portugués y ser baluarte en la posible salvación de su club, sus bonos como futbolista con expectativas de triunfar en el Viejo Continente crecerán exponencialmente.

No es un asunto de capacidad, porque la tiene, por algo el Porto FC lo fichó en 2014, sino de carácter, de controlar los nervios y hacerse adulto en ese mundo en el cual de niño soñó triunfar.

Los números

10
partidos restan en el torneo de la Primera División de Portugal

19
años tiene el hoy portero titular del Unión Madeira, que lucha por no descender