Editorial: Murallas, remesas y tonterías de Trump

El discurso contra México y los inmigrantes mexicanos es una pieza central en la primaria republicana
Editorial: Murallas, remesas y tonterías de Trump
El precandidato republicano Donald Trump durante un viaje a la frontera en Texas.
Foto: Matthew Busch / Getty Images

La propuesta de Donald Trump de chantajear a México impidiendo que los mexicanos puedan enviar dinero a sus familias hasta que page el precio de una muralla entre las dos naciones es ofensiva, prepotente e ignorante. El detalle dado a conocer recientemente de su plan es dudosamente legal, difícil de implementar y un desastre como política exterior ya que perjudicaría a largo plazo la relación con un socio y vecino.

Desde el principio Trump apostó su posibilidad de llegar a la Casa Blanca al resentimiento de un frustrado sector electoral que ha sido receptivo al mensaje de que la economía está mal, básicamente, por culpa de México. El país vecino, según el millonario, le roba los empleos atrayendo fábricas estadounidenses, le quita el dinero porque vende más productos a Estados Unidos de los que compra y los pocos empleos que quedan se lo llevan los indocumentados que en sus ratos libres roban, violan y matan estadounidenses.  Dentro de esta narrativa “una muralla hermosa y grandiosa” a lo largo de casi 2,000 millas pagada por México hasta suena lógico.

Pero este es el universo de Trump que, por ejemplo, para evitar la inmigración desde el sur propone colocar a México en una terrible crisis, privando a su economía de cerca de 20,000 millones de dólares anuales. El resultado de este absurdo sería un aumento espectacular en la cantidad de inmigrantes que vendrían a Estados Unidos. Pero lo razonable, en cuanto a la inmigración, ya fue tirado por la borda desde hace tiempo en la primaria presidencial republicana.

No nos sorprende que los demócratas como el presidente Obama, hayan criticado la propuesta de frenar las remesas hasta que México pague por el muro. Nos desilusiona que hasta ahora ningún alto líder republicano haya condenado la barbaridad dicha por Trump. Quizá será porque el senador Ted Cruz, el rival más serio y el supuesto antídoto contra el millonario, quiere eliminar la ciudadanía para los hijos de indocumentados nacidos en Estados Unidos.

El que México y los mexicanos sean la piñata de la primaria de la primaria republicana indica que a falta de ideas positivas, el resentimiento es un buen reemplazo. Para alimentarlo basta con decir insultos y tonterias, o quedarse callado ante ellas.   

Alrededor de la web