Agreden a artista que dibujó a Trump con pene diminuto

Illma Gore asegura que fue agredida por simpatizantes del magnate en plena calle en Los Ángeles

La obra "Make America Great Again" muestra a Donald Trump desnudo.
La obra "Make America Great Again" muestra a Donald Trump desnudo.
Foto: (Cortesía/Illma Gore)

LOS ÁNGELES, California.- La artista Illma Gore, residente en Los Ángeles, tiene un ojo morado y el párpado hinchado desde que el pasado viernes fuera atacada en plena calle, cerca de su casa, por un grupo de jóvenes simpatizantes de Donald Trump, según describió ella en una conversación telefónica con Univision Los Ángeles.

Se trató del último de una serie de incidentes que dice haber sufrido desde que, en febrero, presentó un dibujo en el que pintó desnudo, con un pene diminuto, al magnate inmobiliario con aspiraciones presidenciales.

“Se acercaron en un coche, tenían unos 20 años. Gritaban. Los ignoré. Se pararon a 20 pies de donde yo estaba. Seguí ignorándolos. Cuando pasé al lado, uno de ellos salió de la parte de atrás y me golpeó en la cara. Dijo ‘Trump 2016’ y se fueron riéndose”, comentó Gore, quien ha recurrido a las redes sociales para buscar testigos que puedan ayudarla a identificar a los agresores, que viajaban en un Honda Civic negro.

La joven australiana denunció el incidente a la policía de Los Ángeles donde le confirmaron que podrían a un detective a trabajar en el caso y a comprobar si las cámaras de vigilancia en la zona captaron el suceso.

Illma Gore muestra cómo le quedó el ojo morado tras ser atacada en la calle
Illma Gore muestra cómo le quedó el ojo morado tras ser atacada en la calle Illma Gore. (Cortesía)

“Me da vergüenza publicar estas fotos (con su lesión), pero creo que tengo que hacerlo”, comentó Gore, que cree que ha sido víctima del “glamour” con el que asegura que Donald Trump habla de la violencia.

“Este tipo de violencia hace que los creadores sintamos que vivimos en un mundo donde nuestra creatividad no está segura. Me entristece que este sea el estado de Estados Unidos ahora. Estoy triste porque Trump y quienes lo apoyan no encuentran suficientes palabras para expresar sus opiniones. Necesitan muros, tortura con agua (“waterboarding”) y golpes”, explicó.

Gore ha decidido no regresar a su casa en Los Ángeles durante al menos dos semanas, aunque por el momento no tiene previsto mudarse. El mismo día en el que ocurrió el ataque, Trump celebró su primer mitin de campaña de primarias en California en un auditorio en Costa Mesa, al sur del condado de Los Ángeles.