Trump aumenta ataques contra Hillary y sugiere que las mujeres victimizan a los hombres

Entretanto, por toda respuesta, Clinton se enfoca en propuestas que beneficiarían a familias, como limitar el costo del cuidado infantil y la ampliación de Medicare para personas entre 50 y 65 años.
Trump aumenta ataques contra Hillary y sugiere que las mujeres victimizan a los hombres
Hillary Clinton está bandeando ataques de Donald Trump, quien la acusa de usar su género como ventaja. Clinton, por su parte, está enfocándose en temas de interés familiar como el cuidado infantil y la salud.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Donald Trump probablemente se enfrentará a Hillary Clinton en la elección general, y en los últimos días ha ampliado sus ataques contra la precandidata para incluir a otras mujeres y a las mujeres en general.

La estrategia, que busca pintar a Clinton como una aprovechada que se escuda en el hecho de ser mujer para buscar una ventaja política y electoral, ha surgido en varias declaraciones públicas de Trump y particularmente el pasado domingo durante un evento en Spokane, Washington.

Allí, Trump no se limitó a lanzar dardos contra Clinton, sin embargo, sino que amplió a todas las mujeres, a quienes pareció pintar también como aventajadas “que lo tienen todo más fácil que los hombres”.

“Los hombres están petrificados de hablarle a las mujeres, si uno levanta un poco la voz… me han acusado de cosas como hablar mal de Rosie O’ Donnell. ¿Quién no va a hablar mal de ella? Ella es terrible”, dijo Trump ante los aplausos y gritos de sus seguidores.

No es la primera vez que Trump realiza declaraciones controversiales respecto a mujeres. En el primer debate republicano el pasado agosto, tuvo un encontronazo con una periodista de Fox News, Megyn Kelly y luego hizo una aparente referencia a su ciclo menstrual.

En esta ocasión, sin embargo, Trump decidió revivir las infidelidades de Bill Clinton cuando era presidente, argumentando que “abusó a las mujeres más que nadie” y que Hillary “le permitió ese comportamiento y además atacó a muchas mujeres a las que él abusó”.

Hace unos días, Trump dijo que Clinton usaba ser mujer para ganar votos y que si no lo hiciera “no ganaría ni el 5%”.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

La campaña de Clinton, por su parte, ha respondido usando las palabras de Trump para recabar fondos entre sus seguidores y ha duplicado sus esfuerzos en presentar propuestas de políticas públicas que son de gran interés para las mujeres.

Por ejemplo este martes,  la candidata dijo durante un evento en Louisville que buscaría limitar el costo del cuidado infantil a “no más del 10% del ingreso de una familia”.

Un comunicado indicó que Clinton “aumentará la inversión en cuidado infantil”.

Según un posterior comunicado de la campaña, Clinton como presidenta empujaría un aumento salarial en los trabajadores de cuidado infantil y proporcionaría servicios de cuidado en el hogar para 2 millones de familias y niños durante los próximos 10 años.

El lunes, Clinton habló de apoyar la expansión de cuidado de salud permitiendo que las personas mayores de 55 o 50 años puedan comprar el acceso al programa Medicare, hoy restringido únicamente a personas mayores de 65.

Al mismo tiempo, grupos partidarios de Clinton sacaron este comercial contra Trump al respecto de sus comentarios.

Enojar a las mujeres: mala estrategia

Es una mala idea para cualquier candidato a la presidencia de Estados Unidos el enojar a la mayoría de los votantes de la nación, dijeron expertos.

Al fin y al cabo, las mujeres son el 53% de los votantes del país. En 2008, cuando Hillary ya no estaba en la competencia y era Obama vs McCain, hubo 10 millones de mujeres más que hombres en la votación final.

El grupo de más rápido crecimiento entre las mujeres votantes, es las mujeres votantes de minorías, incluyendo afroamericanas, latinas y asiáticas. Esto ha sido documentado durante años.

Un reporte del Center for American Progress indicó en 2014 que el voto de las asiáticas y las latinas se está expandiendo rápidamente, mucho más que el de las mujeres blancas. Las latinas son la mitad de las votantes mujeres de color.

Fueron las latinas y las afroamericanas las que le dieron a Obama el margen de triunfo en 2008.
La mujer, en general, y las mujeres de minorías raciales en particular, fueron muy importantes en las dos victorias de Barack Obama, en 2008 y 2012.

“La mayoría de las mujeres anglosajonas no votó por Obama. De hecho esta diferencia también existe en los hombres, los hombres de minorías votaron más por Obama, en general votan más demócrata. Pero en este caso la tasa de participación de la mujer latina y afroamericana fue mucho más alta”, afirma Manzano.

Las mujeres en general tienden a votar más demócrata que los hombres. Eso ha sido una realidad en la política americana desde al menos 1952. La mayoría de las mujeres votantes han apoyado al candidato demócrata en cada una de las seis últimas elecciones presidenciales estadounidenses.