La única proposición en la boleta de junio en California castiga a legisladores corruptos

La medida responde a los casos de tres corruptos que se dieron en 2014 y permite a los legisladores estatales suspender a sus colegas sin pago ni beneficio si estos son acusados y convictos de delitos

La única proposición en la boleta de junio en California castiga a legisladores corruptos
El exsenador estatal Leland Yee fue hallado culpable y sentenciado en febrero a cinco años en prisión federal por corrupción, soborno y lavado de dinero. Yee fue suspendido por sus colegas del senado, pero siguió cobrando su salario hasta que expiró su período a finales de 2014.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Hace dos años, por primera vez en la historia de California, tres legisladores estatales acusados de corrupción por la justicia criminal, fueron suspendidos de sus cargos legislativos por sus colegas pero siguieron cobrando sus nutridos sueldos públicos y recibiendo sus beneficios, hasta que los tres salieron del senado al final de su período de gobierno.

¿La razón? La Constitución de California no establece un mecanismo para retirar salarios y beneficios a legisladores suspendidos.

La Proposición 50, que estará en la boleta electoral del 7 de junio en California, crearía ese mecanismo y permitiría a la legislatura estatal imponer esta pena a colegas corruptos.

Un año para recordar

El principio de 2014 fue un año para recordar en Sacramento, la capital de California donde se asienta su gobierno estatal. En enero de 2014, el senador Roderick D. Wright de Inglewood fue hallado culpable de fraude electoral y perjurio, por mentir a los votantes sobre su residencia fuera del distrito para el que fue electo.

En febrero de ese mismo año, el senador Ron Calderón de Montebello fue acusado de fraude de impuestos, lavado de dinero y por aceptar sobornos y otro senador, Leland Yee, de San Francisco, fue arrestado bajo sospecha de pedir sobornos, tráfico de armas y asociación delictiva.

El senado estatal suspendió luego a sus tres colegas –todos demócratas- y aunque podían haber optado por expulsarlos directamente, no lo hicieron, optando por la suspensión, porque dos de ellos no habían sido aún convictos y el otro, estaba apelando su convicción.

Los legisladores ganan 95,000 dólares al año y reciben además excelentes beneficios estatales, incluyendo cobertura de salud y pensión de retiro. En el resto de su período de gobierno, aunque suspendidos, estos tres ganaron unos 65,000 dólares respectivamente.

La Proposición 50 fue redactada y puesta en la boleta electoral de junio de este año por mayorías bipartidistas de la legislatura estatal, y apenas un puñado de legisladores votó en contra.

La misma, de aprobarse, haría lo siguiente:

Enmienda a la Constitución de California para añadir nuevas cláusulas a la suspensión de legisladores, incluyendo:

  • Voto de dos tercios para suspender legisladores (ahora es la mitad, luego será dos tercios).
  • Permite suspender a legisladores sin pago ni beneficios durante toda o parte de la suspensión
  • Prohíbe que un legislador suspendido vote o tome otras medidas como legislador durante el tiempo que dure una suspensión.
  • Requiere que la cámara describa las razones de la suspensión
  • Establece reglas para el fin de una suspensión

La medida tiene amplio apoyo, incluyendo la organización de buen gobierno California Forward, pero también tiene sus opositores, entre ellos el único senador en oponerse a la misma, Joel Anderson de Alpine, un republicano, quien dijo que la misma podría usarse por razones políticas y dejaría sin representantes a los residentes de un distrito.

Pero en 2014, cuando la legislatura suspendió a los tres legisladores, fue la primera vez en 109 años en que algo así ocurrió en Sacramento.

Más información sobre esta medida aquí