Decisión de Suprema Corte en DAPA-DACA daría también más autoridad a un futuro presidente Trump

Un presidente no tiene todo el poder, sino que lo limitan las leyes, la constitución y el poder judicial. Pero en acciones anti inmigrantes como las prometidas por Donald Trump, un fallo en favor de la autoridad presidencial podría ser preocupante, señala experto.
Sigue a La Opinión en Facebook
Decisión de Suprema Corte en DAPA-DACA daría también más autoridad a un futuro presidente Trump
Donald Trump podría hacer realidad algunas de sus amenazas contra los inmigrantes.
Foto: EFE

Mucho se ha discutido acerca de los “planes” del candidato republicano Donald J. Trump para prohibir la entrada de musulmanes a los Estados Unidos, o de su enfoque en grupos nacionales como los mexicanos, pero ¿será verdad que podrá hacer algo así como excluir a personas de una misma religión o expulsar a millones de personas si llega a la Casa Blanca?

Todo depende. La autoridad de un presidente tiene sus límites, pero también tiene mucho que ver con la constitución, las leyes y cómo son interpretadas por el poder judicial, explica el profesor Geoffrey Hoffman, director de la Clínica de Ley de Inmigración de la Universidad de Houston y Profesor Asociado de dicha universidad.

“Es importante saber que el poder de un presidente es limitado por la constitución y las leyes, pero en muchos casos, esto requiere una litigación y una lucha en los tribunales”, dijo Hoffman en una entrevista con La Opinión. “La realidad es que no está tan claro que en este momento la constitución o las leyes limiten, por ejemplo, una prohibición de entrada a los musulmanes a los Estados Unidos”.

En este país ciertamente ha habido antecedentes históricos de la exclusión de determinados tipos de inmigrantes en el último siglo, por ejemplo, la Ley de Exclusión China que fue aprobada por el Congreso en 1882 y estuvo en vigor durante 60 años, hasta que fue anulada en 1943.

Si bien la ley fue anulada y dejó de aplicarse, “la Corte Suprema nunca revisó su constitucionalidad”, dijo Hoffman. “Aún es “buena ley” que podría revivirse si el gobierno intentara aplicar la exclusión a otros grupos”.

Paradójicamente, dijo el abogado, si la Corte Suprema falla a favor de la autoridad presidencial del Presidente Obama  en los caso de acción ejecutiva y los programas para indocumentados DACA y DAPA, esto daría a un futuro presidente una seguridad de que tiene la autoridad para actuar en temas migratorios.

“Trump debería estar aupando a DAPADACA y a la Corte Suprema”, dijo el experto. “Si él quiere deportar a tanta gente, no es seguro que pueda, pero no es seguro que no pueda, legalmente”.

Según Hoffman, es hora de comenzar a pensar en lo que pueden ser los argumentos legales y constitucionales en contra de Trump, sobre todo si despliega un estilo autoritario como el que parece tener en la campaña hasta ahora.

“Nunca es demasiado pronto para empezar a diseñar la estrategia legal, la base constitucional, sea cual sea, para limitar el poder de un presidente en ciertas áreas”, dijo Hoffman.

Lo bueno del sistema estadounidense, agregó, es que tenemos “un balance de poderes”.

Hay una larga tradición de jurisprudencia legal y la constitución y las leyes, así como el poder judicial pueden limitar la acción del gobierno –como claramente se ha visto en el mismo caso DAPA-DACA, ahora detenido por tribunales.

“Es la belleza del sistema”, dijo Hoffman. “Pero hay que prepararse”.