Sindicato de Policías de Los Ángeles demanda al jefe Beck

Buscan que la Junta de Derechos esté formada por civiles y no por oficiales de confianza el jefe de la Policía de Los Ángeles

El jefe Charlie Beck habla sobre la detención en el caso de un video publicado en Instagram.
El jefe Charlie Beck habla sobre la detención en el caso de un video publicado en Instagram.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El Sindicato de Policías de Los Ángeles (Los Angeles Police Protective League) anunció que presentarán una demanda federal en contra de la Ciudad, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y el jefe de la entidad, Charlie Beck, por considerar que el cuerpo policiaco que decide los asuntos disciplinarios de los agentes es inconstitucional.

En un comunicado, el sindicato precisó que la demanda pretende poner un alto a la influencia corruptora de Beck sobre la Junta de Derechos del LAPD, un panel de tres personas que se encarga de decidir los asuntos disciplinarios a agentes que enfrentan suspensiones a largo plazo o el despido.

La Carta Constitucional de la Ciudad (City Charter) permite que la Junta de Derechos este formada por miembros del equipo de mando del LAPD y un civil independiente.

Se supone, dicen los sindicalistas de la Policía, que esta Junta debe realizar sus actividades de una manera parcial y justa, pero los dos agentes en la Junta le deben a Beck su sustento, dijeron en el comunicado.

090415_10_LA CRIME

(Foto: Archivo/La Opinión)

La demanda busca que una orden de la Corte Federal declare que la provisión de la Carta Constitucional de la Ciudad en relación a la participación de dos policías en la Junta de Derechos viola la Enmienda 14 de la Constitución de Estados Unidos.

La enmienda hace anticonstitucional privar a la gente de su vida, libertad o propiedad sin un debido proceso y garantiza a la gente igualdad de protección bajo la ley.

“La demanda detalla la influencia inapropiada del jefe Beck sobre los miembros de la policía de la Junta de Derechos para mantener la decisión disciplinaria recomendada por el jefe”, dice el comunicado.

En una entrevista en la radio KNX 1070 AM, Beck refutó las aseveraciones del sindicato de policías, indicando que más de la mitad de las audiencias de la Junta no terminan en fallos que él recomienda.

“En 26 de esos 184 casos, la Junta encontró que los agentes no eran culpables, y en 67 de ellos, los encontraron culpables, pero luego aplicaron un castigo que es menos del despido”, dijo Beck a la radio. “Así que en más de la mitad de los casos, ellos emitieron un fallo diferente al que yo recomendé originalmente. Así que si es un sistema que yo corrompo, entonces no estoy haciendo un buen trabajo para corromperlo”.

Charlie Beck, jefe del LAPD. /AURELIA VENTURA

Charlie Beck, jefe del LAPD. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

El Sindicato busca que los dos agentes superiores que son parte de la Junta de Derechos sean reemplazados por civiles.

Problemas con el sindicato

El sindicato que representa a los agentes del LAPD ha venido criticando severamente a Beck luego que a principios del año el jefe policial pidió a la Fiscal de Distrito poner cargos criminales en contra del policía Clifford Proctor por la muerte a tiros en Venice en mayo pasado de un desamparado llamado Brendon Glenn.

Glenn estaba desarmado y su muerte generó fuertes críticas por el accionar del agente.

Era la primera vez que Beck pedía cargos para uno de sus agentes.

Hace unos meses, el sindicato atacó a Beck relacionando su mandato con el alza en el crimen en la ciudad.

“Ese no es un procedimiento estándar. Esta no es la manera en que el Jefe ha hecho las cosas en otros tiroteos previos que involucren policías. Intentar influenciar la investigación independiente y la decisión de la Fiscal de Distrito es equivocado”, se pronunció el sindicato en un comunicado luego del pedido de Beck ante el Fiscal.

“El Jefe Beck nos falló”, terminaba esa misiva.