Un pastor odia a los muertos en Orlando, otro pastor lleva flores a un bar gay en Los Angeles

El pastor Roger Jiménez de Verity Baptist Church en Sacramento se alegra de la muerte de los "sodomitas" mientras que en Los Angeles, Johnny Martin Cabrera, pastor del Trinity Church del Nazareno llora y abraza a la comunidad gay y tiene un gesto que ha conmovido a la comunidad
Un pastor odia a los muertos en Orlando, otro pastor lleva flores a un bar gay en Los Angeles
El pastor Roger Jiménez de una iglesia bautista en Sacramento dijo que los muertos en Orlando eran "sodomitas" y expresó que "Orlando está más seguro sin ellos".
Foto: Captura / YouTube

El sermón de un pastor latino de una iglesia bautista en Sacramento que se refirió a los muertos en Orlando como “sodomitas y pedófilos” ha causado conmoción en las redes sociales y también la condena de otros individuos y grupos religiosos.

Entretando, en el condado de Los Angeles, el pastor de otra iglesia cristiana con sedes en Rowland Heights y Monterey Park, tuvo una actitud radicalmente diferente al de Sacramento y denunció la actitud de los pastores e iglesias que excluyen a los gays.

La controversia comenzó cuando el Pastor Roger Jiménez de Verity Baptist Church en Sacramento, California, dijo en un video que circuló rápidamente este martes que “no debemos llorar la muerte de estos sodomitas, ni estar tristes, la Biblia nos enseña que todos ellos son depredadores”.  Según la página web de Verity, Jiménez es de origen venezolano.

Agregó que había escuchado la noticia de la muerte de 50 (en realidad fueron 49) asistentes al club Pulse de Orlando el domingo por la mañana cuando iba camino a la iglesia y decidió cambiar su sermón.

“¿Debemos estar tristes por la muerte de estos 50 pedófilos? No, para mí está muy bien, ayuda a la sociedad, la ciudad de Orlando está más segura hoy, la tragedia es que no murieron más de ellos”, dijo el pastor. 

El sermón, que fue grabado en video y colgado en YouTube y en la página de Facebook de la iglesia ha traído rechazo de muchas personas así como el anuncio de protestas contra su iglesia el próximo domingo, ubicada en la capital de California.

https://www.youtube.com/watch?v=c-kr6tN12ug

En el sitio web de la iglesia Verity Baptist Church, dice que es una iglesia “fundamental e independiente”.  Las iglesias bautistas, aunque son cristianas suelen existir en forma independiente y sin relación con otros grupos o jerarquías y estar en el espectro más conservador de la cristiandad.

Casi al mismo tiempo que explotaba la controversia sobre el pastor Jiménez, el pastor Johnny Martin Cabrera III, de la Trinity Church del Nazareno en Monterey Park manifestó públicamente una  actitud totalmente diferente, y la reacción que obtuvo fue espectacular.

“No sabía qué hacer tras las muertes de Pulse y aunque parezca tonto, fui a comprar un ramo de flores y una tarjeta y las dejé en la puerta del bar gay más cercano a la iglesia donde soy pastor”, dijo Cabrera en un post de Facebook. En la tarjeta, el pastor cabrera expresaba “nuestro amor y solidaridad” y que las puertas de su iglesia están abiertas para la comunidad LGBTQ.

Posteriormente, en una entrevista con La Opinión, el pastor Cabrera dijo sentirse muy frustrado por la actitud de algunos pastores e iglesias cristianas hacia la comunidad gay.

“Ha habido mucha separación y con razón, porque muchas veces esas iglesias han cerrado la puerta en las narices a nuestros hermanos LGBTQ”, dijo Cabrera. “Pero hay una razón por la cual Jesús atraía a tanta gente considerada pecadora que otros religiosos rechazaban. La iglesia debe de abrir sus puertas en vez de cerrar nuestros corazones”.

El post de Cabrera atrajo docenas de comentarios de personas gay que dijeron que ahora asistirán a su iglesia y dándole las gracias por su actitud. Aquí puede verse el post y los comentarios.

COBERTURA ESPECIAL: MASACRE EN ORLANDO

El bar gay de Monterrey Park donde un pastor local dejó un ramo de flores y una tarjeta solidarizándose con las víctimas fallecidas en Orlando
El bar gay de Monterrey Park donde un pastor local dejó un ramo de flores y una tarjeta solidarizándose con las víctimas fallecidas en Orlando.

Reacción de otras iglesias cristianas

Otras denominaciones cristianas, sin embargo, reaccionaron condenando la retórica de Jiménez y presentando su propia versión de la “forma cristiana de responder a la tragedia de Orlando” y a la existencia de la homosexualidad.

En una entrevista con La Opinión, el reverendo Walter Contreras, pastor de la Iglesia Presbiteriana de Pasadena y vicepresidente de la Coalición Nacional Evangélica Latina rechazó el discurso de Jiménez y lo calificó de “radical y fundamentalista”.

“Estamos 100 por ciento contra ese tipo de retórica. Si Jesus estuviera aquí en este momento amaría incondicionalmente a todos sin importar su sexo, identificación sexual u origen”, dijo Contreras. “Cuando vemos algo como lo ocurrido en Orlando es como ver a Jesucristo sufrir, porque él se encarnó para ese propósito”.

Otra iglesia en Sacramento, cercana a la de Jiménez, emitió un comunicado describiendo sus comentarios como “dolorosos y sin corazón”.

“Aplaudir la muerte de gente inocente es contrario a las enseñanzas de la iglesia y del corazón de Dios, sus comentarios no representan a Jesus ni a los cientos de pastores de Sacramento que sienten el dolor de esta masacre y que están rezando por las personas afectadas por este cobarde acto”, dijo el comunicado de la City Pastors Fellowship en Sacramento.