¿Volverá a vestir de albiceleste? Ocho opiniones sobre el futuro de Lionel Messi

¿Volverá a vestir de albiceleste? Ocho opiniones sobre el futuro de Lionel Messi
Messi se lamenta tras fallar un penal ante Chile en la Final de Copa América Centenario.
Foto: EFE

Tras perder la Final de la Copa América Centenario, tercera consecutiva con la selección de Argentina, Lionel Messi anunció su adiós al combinado albiceleste. Nuestros redactores analizan qué le espera a la “Pulga” tras la inesperada declaración de que ya no va a vestir la camiseta de Argentina.

Ángel Soto

No se permitirá irse como un perdedor

Poco grato y justo ha sido el fútbol con Lionel Messi, cuya contribución en beneficio del juego ha sido majestuosa. La mayor figura mundial del balompié en los últimos años no ha conseguido un título grande con su selección, en donde de todas las frustraciones se le acusa como si los otros 10 compañeros de campo no jugaran. Lo del domingo debe entenderse como un “calentón” frente a su noche más triste, pero no cabe duda de que será la insignia de su equipo en Rusia 2018.  Dar un paso al costado a los 29 años lo haría irse de su selección como un perdedor y este ganador jamás se permitirá algo así.

Abraham Nudelstejer

Triste imagen que quedará para el recuerdo

Lo de Lionel Messi fue dramático. Ver desmoronarse al mejor futbolista de nuestra generación después de fallar el penalti ante Chile fue una imagen desconsoladora que quedará para la historia. La explosión de llanto, las lágrimas derramadas, el coraje a flor de piel es el último recuerdo que tendremos de este genio del fútbol vistiendo la camiseta de la selección argentina. El legado de Messi no serán sus goles espectaculares, sus movimientos de filigrana o sus pases llenos de magia. La imagen de un hombre derrotado por la presión injusta de todo un pueblo que nunca lo considero parte de él será el último recuerdo que tengamos del hombre más talentoso que jamás haya tocado un balón.

Rafael Cores

Está cansado, pero irse es la peor decisión

Es comprensible que Messi esté frustrado por no haber ganado ningún título con Argentina en sus 11 años con la Albiceleste. Tiene que ser muy duro ver cómo una y otra vez muchos en su propio país -incluido el mejor jugador de su historia- le critican por su falta de liderazgo y le llaman “pecho frío”. Messi está frustrado y cansado. Por eso dijo que se va, que lo deja. Pero ésa es la peor decisión posible. Abandonando la selección le está dando la razón a sus críticos, a ésos que dicen que no es capaz de liderar a Argentina. Mucho antes que el mejor jugador del mundo se tienen que ir otros, empezando por el técnico “Tata” Martino.

Jorge Ernesto Witker

Si vuelve, será lo mismo, pero no tiene opción

Todo hace pensar que el alejamiento de Messi de la selección de Argentina se debe a una calentura tras la más traumática derrota, y que con más calma el astro reconsiderará esa postura. El problema para el 10 es que regresar a la Albiceleste no le ofrece demasiados alicientes. Su retorno le colocaría al instante, y una vez más, en la más alta tensión, ya que a Rusia 2018 acudiría con la misma “obligación” de ganar el Mundial o fracasar y sigue siendo claro que Messi no tiene alrededor un elenco digno de un campeón del mundo. También es claro que el máximo goleador en la historia de Argentina sigue sin ganar el título que más anhela, y que mientras las piernas le den, tendrá que seguir intentándolo, de lo contrario eternamente se le mirará con recelo, sobre todo en su país, donde le siguen comparando desventajosamente con Maradona.

Iliana Salguero

Podría volver después pero sin condicionamientos

Lionel Messi ya ha demostrado su enorme calidad como futbolista, pero el domingo mostró que también es un hombre valiente, capaz de hacerse a un lado de su selección por lo que él considera su incapacidad de poder darle un título. Puede ser que Messi se retracte de su decisión, pero si no lo hace, le habrá dado la lección más grande a la selección argentina: aprender a jugar y ganar sin él  y, quizá ya sin esa pesada carga sobre sus hombros, pueda volver a vestirse de albiceleste para disfrutar del fútbol sin condicionamientos. Porque un equipo son 11 y no solo Messi.

Manuel Morfín

Que alguien le ayude a cambiar de opinión

El mejor jugador de nuestra era no merece terminar con esa imagen envuelta en llanto por la impotencia de no poder llevar la ansiada Copa a su país. No debería ser así. El calor del momento, la frustración y las críticas que lo acompañan cada vez que Argentina no sabe ganar una final se han comido al chico que disfruta de jugar al fútbol y que nos ha regalado goles y jugadas de fantasía a lo largo de su carrera. Por el bien del fútbol, esperemos que Messi recapacite y que alguien pueda hacerlo cambiar de opinión. Rusia 2018 no sería lo mismo sin él.

Jairo Giraldo

Es calentura y regresará en cuestión de meses

La imagen dramática del domingo es el clímax de una escena repetida de Messi con Argentina, pero no creo que marque nada especial, porque lamentablemente él ya está acostumbrado a ser un ganador implacable con Barcelona y un fracasado con su selección. La vida sigue para Messi. Por supuesto que su anunciado retiro es el resultado de un momento de calentura y creo que, como otras estrellas, regresará en cuestion de meses para estar en el Mundial. Será importante que Argentina aprenda a jugar sin Messi, para que de paso abran un juicio de responsabilidades a la AFA y a los DT’s argentinos que nunca han podido armar una selección alrededor del mejor futbolista de la historia. El futuro de Messi no va a cambiar y en seis años a tope que le quedan de fútbol seguirá cosechando logros.

Ricardo López Juárez

Se siente apaleado, harto y no volverá

¿Puede más el miedo a un nuevo fracaso, con todo lo que eso conlleva, que el hambre de levantar la Copa? Me parece que en el caso de Messi hay elementos para creer que la respuesta es afirmativa. El genio ya se cansó de intentarlo, de poner todo lo que tiene, y no lograr el objetivo, sufriendo en el proceso una lluvia sistemática de críticas y cuestionamientos que le lastiman y que a todas luces es injusta. Lo que distingue el caso de Messi al de otros es justamente lo que muchos le cuestionan: su personalidad. Hay que tomar en cuenta el momento que vive Lionel: apaleado, torpemente, por muchos de sus compatriotas; acosado, salvajemente, en su país de trabajo por temas administrativos, y tal vez distanciado de su gran protector, de su padre, por el tema de evasión fiscal.