Menores migrantes acompañados deben ser liberados de cárceles

Es la segunda corte que le dice al gobierno de Barack Obama que no puede detener a migrantes menores en centros parecidos a cárceles y debe liberarlos lo antes posible, aunque no necesariamente a las madres.

Guía de Regalos

Menores migrantes acompañados deben ser liberados de cárceles
Muchos menores vienen solos a Estados Unidos, escapando de la situación de violencia en Centroamérica
Foto: Archivo / Getty Images

Un panel de apelaciones del Noveno Circuito federal dictaminó el miércoles que los menores migrantes detenidos junto con sus padres en “centros familiares”, sí están cubiertos por los mismos derechos que los niños que llegan solos y que las autoridades deben hacer todo lo posible por liberarlos lo antes posible.

El tribunal de apelaciones afirma así parte de la decisión que tomó la jueza federal Dolly Gee hace casi exactamente un año, ordenando al gobierno del Presidente Barack Obama que liberara a las madres y niños detenidos en “centros familiares” migratorios, “lo más expeditamente posible”.

No obstante, el tribunal no apoyó el dictamen de Gee en el sentido de que los padres también debían ser liberados junto con sus hijos, aunque indican que la ley tampoco lo impide.

Peter Schey, abogado del Centro de Ley Constitucional de Los Ángeles, que llevó a cabo la demanda original (Flores, 1997), dijo este miércoles a La Opinión que la decisión “debería convencer al gobierno de Obama de que su política de detener a madres e hijos inmigrantes es inhumana e ilegal y debe terminar”.

En una entrevista, Schey indicó que el gobierno de OBama “sabe ahora que su posición legal es frívola, ridícula, el decir durante todo este tiempo que los derechos establecidos por la ley para menores solos no aplican a los que vienen con madres, es absurdo, y ahora son ya dos tribunales los que han coincidido en esto”.

No hubo reacción inmediata del ejecutivo, quien en los tribunales ha argumentado que los derechos de Flores no incluían a menos que llegan con sus familiares sino solo a los que vienen solos

Los jóvenes no acompañados no son detenidos en virtuales cárceles, sino transferidos lo antes posible a refugios mientras se reúnen con familiares o pelean sus casos de asilo.

Pero los que vienen con familiares terminan encerrados en centros “familiares” de detención.

En 2015, Schey y el Centro de Ley Constitucional acudieron al tribunal federal a argumentar que estos menores también debían ser protegidos por “Flores”.

Los mismos derechos que otros niños

En resumen, el panel de apelaciones dijo que los niños que llegan buscando refugio junto con adultos, generalmente sus madres, tienen los mismos derechos que los niños que llegan solos a la protección establecida por las cortes en los años noventas, tras una demanda llamada “Flores”.

El caso Flores, litigado en los años noventa, entre otras cosas prohíbe al gobierno federal la detención de migrantes menores de edad en centros similares a cárceles y además, sin licencia para cuidado infantil.

En Agosto del año pasado, la jueza federal Dolly Gee dictaminó que el gobierno de Estados Unidos no debía continuar deteniendo a menores de edad mientras estos esperan sus casos de asilo con sus madres o padres durante más de 21 días y ordenó su liberación antes de octubre, permitiendo “extraordinarias excepciones”.

Casi un año después, el gobierno de Obama continúa deteniendo a por lo menos 2000 “entidades familiares” (así las llaman), que en la mayoría de los casos, incluye a madres y sus hijos que van desde adolescentes a bebés, aunque desde el dictamen de la Jueza Gee, el tiempo promedio de detención ha sido de 10 días y no de tres meses como antes, dijo Schey.

Cuando Schey fue a la corte en enero del 2015 para reclamar que el gobierno estaba deteniendo sin fianza e indefinidamente a madres con niños, “no los estaban liberando para nada, en total y absoluta violación a la ley”, apuntó el abogado. 

Al letrado no le preocupa que la corte no haya coincidido en la obligatoriedad de liberar a las madres. “Lo que dijo la jueza es que a las madres con niños había que tratarlas de acuerdo a las leyes y reglamentos que aplican a todos los migrantes que solicitan asilo, esto no cambia que deben liberar a los menores lo más expeditamente posible”.