Imputan cargos federales a 34 presuntos pandilleros Latin Kings en Chicago

Todos enfrentan cargos por crimen organizado por delitos que abarcan desde asesinatose intentos de asesinato, extorsión y otros actos de violencia

Treinta y cuatro presuntos miembros de una de las pandillas más peligrosas del país, los Latin Kings, enfrentan cargos federales por crimen organizado que abarcan delitos desde actos de violencia, asesinatos e intentos de asesinatos, asaltos con armas peligrosas, incendio provocado, extorsión, entre otros delitos, anunciaron este martes 26 de julio los agentes a cargo del caso.

La investigación fue conducida por el ‘Organized Crime Drug Enforcement Task Force’ (OCDETF), un grupo conformado por varios cuerpos policiales y de investigación a nivel local, estatal y federal, incluyendo el Departamento de Policía de Chicago, departamentos de policía de varios suburbios, elFBI, y agentes de inmigración. Durante la investigación que, inició en 2013, los oficiales confiscaron 40 armas de fuego y dos rifles de asalto AR-15.

Treinta y tres de los acusados fueron arrestados entre este lunes 25 y martes 26 de julio, y el último, cuyo nombre no ha sido publicado, está “siendo buscado”, según informó a La Raza la Oficina del Fiscal Federal del Distrito del Norte de Illinois. Varios de ellos ya han sido presentados en la Corte Federal del Distrito Norte de Chicago.

Según un comunicado emitido por la Oficina del Fiscal este martes 26 de julio, los cargos afirman que los presuntos miembros de la pandilla Latin Kings, todos de origen hispano, imponían violentos actos de disciplina contra sus miembros en diferentes rangos y tomaban represalias contra expandilleros y pandillas rivales. Alegan además que los Latin Kings tenían intenciones de matar a rivales y a un oficial de policía de Melrose Park.

En el Sureste de Chicago

En Chicago y sus suburbios al sur, la pandilla Latin Kings contiene más de una docena de divisiones, cuyos nombres son designados por las calles o ciudades donde operan. En Chicago, las divisiones incluyen las calles 82, 88, 89, 97, 99, 102, 104, el barrio de Roseland, Blue Island, Doton, Harvey, Chicago Heights, y comunidades en Indiana, indican los documentos de los cargos en el caso denominado USA v. Cavillo.

Entre los acusados figuran Raúl Castillo, de 33 años, Joel Núñez, 39, y Carlos Padilla Jr., 35, todos de Chicago y los tres catalogados por las autoridades como líderes de alto rango.

Siguiendo la jerarquía de los Latin Kings, están los “Incas”, de los jefes más altos de la pandilla y que supervisaban varias de las actividades. Entre los presuntos “Incas” se encuentran: Paul Vásquez, de 43 años, de la Calle 82; Rubén Porraz, 36, de la Calle 89; Edward Delgado Jr., 31, y Luis Gómez, 31, ambos de la Calle 97; Miguel Denava, 27, de la Calle 99; Eloy Fuentes, 31, de la Calle 104.

Luego de los “Incas” están los “Caciques”: Raymond Vásquez, 30, de la Calle 97; Carlos Cartagena, 35, de la Calle 102; y los “Soldados”: Fernando Chávez, 31, Israel Mata, 33 y Edgar González, 32, los tres de Indiana; Roy Vega, 33, de Chicago, y Juan Jiménez, 33, de Blue Island, quien presuntamente sirvió como tesorero.

En Melrose Park y Maywood

Las áreas de la división Melrose Park y Maywood, referida como el “M-Town”, incluyen las áreas de la Avenida 25, la área oeste de la Avenida 1, el norte de la Calle Lake, y el sur de la Avenida Norte.

La pandilla en ésta área está categorizada en “Circles”, indican los documentos de los cargos en el caso denominado USA v. Gennell. Un grupo de los miembros más mayores y más antiguos son los “Juniors”, mientras que los más jóvenes son llamados los “Pee-Wee” o “Shorty”. La jerarquía en esta región también consistía en los “Incas”, “Caciques”, “Sicarios” y “Soldados”.

Los acusados son: los “Incas”, Piere Paolo Gennell, de 30 años, y David Pérez, 26, ambos de Melrose Park, José F. Hernández, 45, de Maywood; los “Caciques”, Ulises de la Cruz, 28, y Ruben Moreno, 24, ambos de Melrose Park, y Miguel Martínez, 31, de Grayslake.

Gennell y Pérez presentan cargos de intento de asesinato a un individuo en Melrose Park el 11 de mayo de 2014. En dicho caso, los presuntos sicarios fueron Efrain Medina, de 26 años, de Maywood, y José Pena, 21, de Melrose Park, quienes dispararon a la víctima dejándola severamente herida y desfigurada, según la formulación de cargos.

Otros imputados incluyen el “Soldado”, Edgar Velarde Saldana, de 33 años, de Maywood, quien presenta cargos de intento de asesinato a un oficial de policía de Melrose Park, quien estaba asistiendo a unos agentes del FBI, el 6 de julio de 2014; y el delincuente convicto Mario A. Hernández, 41, por posesión ilegal de armas.

De ser encontrados culpables, los cargos por crimen organizado o asociación delictuosa (racketeering, en inglés) acarrean una sentencia máxima de 20 años en la cárcel. Sin embargo, dependiendo de los delitos, algunos de los acusados podrían ser sentenciados a cadena perpetua.

Los abogados federales en el caso USA v. Cavillo son Brian Wallach, Derek Owens, Vikas Didwania, y en el caso USA v. Gennell, Jennie Levin, Matthew Hernández, y Morris Pasqual.

¿Quiénes son los Latin Kings?

El sociólogo investigador Robert Vargas, autor del libro Wounded City: Violent Turf Wars in a Chicago Barrio, describió en su publicación a los Latin Kings como una de las pandillas “super gang”, especializada en la venta de cocaína, heroína, así como también en la venta de identificaciones falsas y números de Seguro Social falsos, entre otras actividades ilegales.

Así, la guerra entre los Latin Kings y las fuerzas policiales tienen un largo historial: En 2006, el U.S. Bureau of Alcohol Tobacco Firearms and Explosives, o ATF, arrestó a la autoridad más alta de la pandilla. En 2008, el FBI arrestó a 40 de sus miembros, y en 2009, el FBI arrestó al nuevo líder que ocupó el lugar del líder que había sido arrestado en 2008 y a otros 18 asociados.