Obama: es “posible” que Rusia interviniera en el robo de correos demócratas

Obama dijo que es posible que Rusia interviniera en el pirateo de correos electrónicos de DNC
Obama: es “posible” que Rusia interviniera en el robo de correos demócratas
El presidente de EEUU Barack Obama.
Foto: SAUL LOEB/AFP / Getty Images

WASHINGTON.- El presidente, Barack Obama, consideró hoy “posible” que Rusia esté detrás de la filtración de Wikileaks de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés) con el fin de intervenir en las elecciones presidenciales de noviembre.

“Todo es posible”, dijo Obama en una entrevista con NBC News preguntado por si Rusia pretende interferir en la cita electoral.

La filtración ocurrida la pasada semana de cerca de 20,000 correos electrónicos puso de manifiesto que dirigentes demócratas trataron de favorecer a la exprimera dama Hillary Clinton frente al senador Bernie Sanders durante el proceso de primarias.

Como resultado de esa filtración, Debbie Wasserman Schultz, la presidenta del Comité Nacional Demócrata, anunció su renuncia.

Durante la entrevista con NBC News, el presidente Obama recordó que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) aún está investigando la filtración, pero dio su opinión sobre la supuesta implicación rusa, tal y como sostiene la campaña de Clinton.

“Sabemos que los rusos piratean nuestros sistemas, no solo los sistemas gubernamentales, también los sistemas privados”, sostuvo el presidente.

“Los motivos de la filtración, no puedo decirlos abiertamente. Lo que sé, es que Donald Trump ha expresado su admiración por Vladimir Putin repetidas veces”, insinuó Obama.

Finalmente, el presidente estadounidense constató que Trump “ha recibido buena prensa” en Rusia.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

A través de su cuenta de Twitter, Trump también opinó sobre las acusaciones que apuntan a los rusos: “La nueva broma de moda es que Rusia ha filtrado los correos desastrosos del Comité Nacional Demócrata porque yo le gusto a Putin”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, negó hoy cualquier responsabilidad del Kremlin en la filtración, así como las acusaciones de que Rusia quiere influir en los comicios presidenciales de noviembre.

El escándalo de los correos eclipsó el inicio este lunes de la Convención Nacional Demócrata, que se celebra en Filadelfia y que hoy nombró oficialmente a Clinton como candidata a la Casa Blanca.