Los errores médicos son la tercera causa de muerte en EEUU

Sólo las enfermedades cardíacas y el cáncer cobran más vidas que los errores médicos, según un estudio reciente
Los errores médicos son la tercera causa de muerte en EEUU
Foto: Shuttterstock

Tienes más posibilidades de morir a causa de un error médico que de un ataque cerebral, Alzheimer, diabetes, gripe, neumonía o accidente automovilístico. Esto es de acuerdo con un reciente análisis de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Ellos examinaron investigaciones que datan de 1999 y calcularon que al año mueren 251,454 estadounidenses debido a errores médicos en hospitales, de cosas como infecciones prevenibles, errores en medicamentos, diagnósticos equivocados y mala comunicación, especialmente al dar de alta al paciente. De hecho, los errores médicos representan más muertes que todas las demás causas de muerte excepto las enfermedades cardíacas y el cáncer, según este análisis.

Y es probable que se esté subestimando el problema, señalan los doctores autores del estudio, Martin Makary, M.D., y Michael Daniel, M.D. “Pensamos que esto subestima la verdadera incidencia de muertes debidas a errores médicos, ya que los estudios citados se basaron en errores extraíbles de registros médicos documentados y solo se refieren a la muerte de pacientes hospitalizados”, señalan en el estudio, publicado el 3 de mayo por el BMJ.

De hecho, las investigaciones anteriores apuntan a que hasta 440,000 estadounidenses mueren al año a causa de errores médicos en hospitales.

Un problema para establecer números firmes, observan Makary y Daniel, es que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no requieren que los certificados de defunción registren los errores médicos. Actualmente, los certificados de defunción se basan en asignar un código internacional de clasificación de muerte (ICD, por sus siglas en inglés) a la causa de la muerte, por lo que no se registran las muertes que no tengan asignado un código, como son los errores humanos y de sistemas.

Makary y Daniel piensan que para evitar errores mortales en los hospitales se requiere de una estrategia múltiple, empezando con la responsabilidad de los hospitales para registrar y responder a sus errores médicos. Por ejemplo, piensan que los hospitales deben de investigar todas las muertes para ver si los errores fueron un factor.

Lisa McGiffert, directora del proyecto Paciente Seguro de Consumer Reports, está de acuerdo en que los CDC deberían requerir que los certificados de defunción incluyeran los errores médicos. “Eso nos daría los datos que necesitamos para conocer a fondo el alcance del problema, y también para obligar a los hospitales a que reconozcan lo común y grave que es esta situación, para que tomen medidas para corregirla”.

Principales causas de muerte en Estados Unidos

A continuación se enumeran las principales causas de muerte en Estados Unidos en 2015, con datos de los centros de Control y Prevención de enfermedades y el número calculado de muertes por errores médicos en el estudio reciente de BMJ.

  • Enfermedad cardíaca: 614,348
  • Cáncer: 591,699
  • Errores médicos: 251,454
  • Enfermedades de las vías respiratorias inferiores: 147,101
  • Accidentes (lesiones no intencionales): 136,053
  • Ataque cerebral (enfermedades cerebrovasculares): 133,103
  • Enfermedad de Alzheimer: 93,541
  • Diabetes: 76,488
  • Influenza y neumonía: 55,227
  • Enfermedades renales: 48,146
  • Suicidio: 42,773
  • Armas de fuego: 33,636
  • Vehículos automotores: 32,675

3 consejos para estar a salvo en el hospital

Una forma de evitar errores médicos es evitar hospitales peligrosos. Las calificaciones de hospitales de Consumer Reports pueden ayudarte en eso, comparando los hospitales de todo el país en materia de infecciones, reingresos y otras mediciones de la seguridad de los pacientes.

Y Lisa McGiffert, de nuestro proyecto Paciente Seguro, recomienda estas 3 medidas, como lo más importante que puedes hacer para estar a salvo en el hospital y evitar errores médicos.

1. Insiste en la limpieza de las manos. Pregúntales a todos los que entren en tu habitación si ya se lavaron las manos (si se las lavan en tu lavabo, asegúrate de que se tallen por lo menos de 40 a 60 segundos). Frotarse el desinfectante de manos a base de alcohol no basta para destruir ciertas bacterias, como la peligrosa C. diff. Lee nuestro reporte “Cómo puede enfermarte tu hospital”.

2. Haz que te acompañe un amigo o familiar. Los hospitales suelen ser lugares caóticos. Contar con alguien cerca puede ayudar a detectar errores, hacer preguntas y llevar notas. Los momentos en que es más importante tener a un acompañante en el hospital por cuestión de seguridad son los fines de semana y los días feriados, cuando el personal es reducido, y cuando es el cambio de turno, que es cuando suelen ocurrir los errores. Tener a un acompañante también ayuda a que el personal del hospital te vea como una persona real y te trate con respeto.

3. Lleva un registro. Ten una libreta y una pluma al alcance de la mano para que tú o tu acompañante puedan tomar notas cuando el doctor te examine, acerca de los medicamentos que recibes y cuándo, así como cualquier pregunta que pudieras tener. Si detectas algo que te parezca raro o que parezca poner en peligro la seguridad del hospital –como un medicamento que no reconozcas– ponlo por escrito o tómale una foto con tu teléfono. También puedes usar el teléfono para grabar tus pensamientos y tus conversaciones con las enfermeras y los médicos. “Solo explícales que los estás grabando para que puedas recordarlo después”, recomienda McGiffert. “El personal del hospital no puede poner objeciones”.

– Joel Keehn

Alrededor de la web