Por una buena causa: Nadador español recorrerá 92 Km para cruzar la isla de Manhattan

Christian Jongeneel hará la travesía de casi 20 horas para recaudar fondos que ayuden a mujeres que padecen el virus del VIH
Por una buena causa: Nadador español recorrerá 92 Km para cruzar la isla de Manhattan
Foto: Facebook / Christian Jongeneel

¿Qué puede motivar a una persona a nadar 92 kilómetros sin parar para cruzar la isla de Manhattan de ida y vuelta?

“Llamar la atención sobre la situación de mujeres que viven en una villa muy pobre de la India”, dijo Christian Jongeneel en un video que ha colocado en sus redes sociales.

El nadador español enfrenta el reto de la isla d Manhattan con la idea de recaudar fondos para respaldar al programa nutricional para mujeres con VIH/sida.

De manera específica,  Jongeneel pretende contribuir a mejorar la situación de riesgo de las mujeres en las áreas rurales de la India, que es el tercer país del mundo con el mayor número de personas contagiadas por el Virus del VIH.

unnamed-1
Foto: Brazadas Solidarias

Los esfuerzos del nadador español están apoyados por la Fundación Vicente Ferrer, una organización comprometida a transformarla vida en  Andhra Prades, una de las zonas más empobrecidas del sureste de la India.

Es en esa región del país asiático que se han diagnosticado a 750 mil mujeres infectadas con el virus del HIV.

En Manhattan, el nadador español encontrará una temperatura en el agua de 18 grados centígrados y recorrer los 92 kilómetros le llevará cerca de 20 horas de esfuerzo ininterrumpido.

Las únicas otras personas que en la historia ha logrado completar el mismo recorrido han sido los estadounidenses  Juline Ridge (1983), Stacy Chattan (1984) y Skip Storch (2007).

“Yo nado en mar desde que tenía cinco años de edad, desde entonces todos los días estoy dentro de una piscina o en el océano”, dijo   Jongeneel.

El nadador español ha completado impresionantes travesías en mar abierto como las de Al-Assad en Siria, el Canal de Santa Catalina, la Puerta de la India en Mumbai y  Peniche-Islas Berlengas  en Portugal, entre otras.

El domingo, Jongeneel saldrá desde la sede de las Naciones Unidas y 20 horas después espera llegar al mismo lugar para dar por completada la hazaña.

En Manhattan, el atleta español enfrentará el reto de aguantar las frías corrientes marítimas sin recurrir a trajes especiales que le ayuden a mantener la temperatura de su cuerpo.

“El mar es para mí como un animal vivo que va cambiando  cada minuto, cada instante, y eso es lo que más me gusta, especialmente si se trata de ayudar a causas humanitarias tan grandes”, dijo Jongeneel.

?>