Mientras la abuela los buscaba, los niños se ahogaban en una piscina en Fresno

Un niño de 3 años y una niña de 2 fueron hallados sin vida en la piscina de su vecina
Sigue a La Opinión en Facebook
Mientras la abuela los buscaba, los niños se ahogaban en una piscina en Fresno
Las autoridades han pedido vigilar a los menores cuando están en las piscinas.
Foto: Shutterstock

Dos niños cuya desaparición había sido denunciada por su familia fueron encontrados ahogados en la piscina de su vecina de al lado.

Los hechos ocurrieron el lunes por la mañana, cuando los pequeños, Jayce Thao, de 3 años, y Elizabeth Thao, de 2, consiguieron salir sin ser vistos de su casa en la zona de Peach y Butler, al sur de Fresno en California. Su bisabuela, que estaba a su cargo, se dio cuenta de su desaparición y tras buscarlos durante una hora, llamó a la policía.

Los pequeños estaban en una habitación que tenía acceso al garaje, cuya puerta estaba abierta. Entre las 8 y las 10 a.m., antes de que su bisabuela se despertara, salieron al exterior, entraron en el jardín de la vecina a través de una puerta que había sido dejada entreabierta y de alguna forma consiguieron escalar o colarse a través de una verja de hierro de 4 pies de altura que rodeaba la piscina. La policía cree que podrían haber utilizado unas bicicletas que estaban cerca de la verja para trepar al otro lado.

Fue la propietaria, Elizabeth Valle, la que descubrió los cuerpos cuando la policía le pidió registrar su patio trasero en busca de los pequeños. La mujer y un agente se tiraron al agua para rescatarlos, pero ni la policía ni los paramédicos que acudieron a la escena pudieron revivirlos y fueron declarados muertos tras haber sido llevados al hospital.

Valle había salido de casa para llevar a sus hijos al colegio e ir al gimnasio, y hacía solo unos minutos que había regresado cuando los agentes llamaron a su puerta. No había nadie más en el domicilio cuando los niños entraron en la piscina. Declaró que no era la primera vez que los niños entraban en su jardín, ya que hacía seis meses los había descubierto allí sin supervisión y los había llevado de vuelta a casa.

Según la policía, no se sospecha de un acto criminal y los hechos parecen haber sido un trágico accidente.