Más californianos serán aptos para recibir pagos por sus horas extras

En el Estado Dorado el criterio de elegibilidad depende del salario mínimo
Más californianos serán aptos para recibir pagos por sus horas extras
El salario mínimo aumentará en California hasta el 2022, y el umbral de elegibilidad para cobrar por horas extras trabajadas lo hará al mismo ritmo abarcando cada vez a más empleados.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Recientemente se ha sabido que la ley que el gobierno federal pretendía implantar a partir del 1 de diciembre para ampliar el número de personas que reciben beneficios por horas extras fue bloqueada por un juez de Texas.

La decisión del juez Amos Mazzant respondía a los reclamos de 21 estados y una cincuentena de grupos empresariales que denunciaban que era ilegal.

La propuesta de la administración de Obama iba a beneficiar potencialmente, de una manera u otra, a un estimado de cuatro millones de trabajadores al elevar hasta $47,476 el salario máximo que permite cualificar a un trabajador para cobrar obligatoriamente las horas extra. Además, el Gobierno quería actualizar esta cantidad cada tres años para que las subidas de salarios al ritmo de la inflación no dejen, con el tiempo, a más trabajadores fuera de esta protección salarial.

Actualmente y desde 2004, ese umbral está en $23,660 anuales.

La ley ahora queda pospuesta indefinidamente hasta que el juez tome una decisión final, y aunque el Gobierno federal tiene la opción de apelar, el largo tiempo que llevaría el proceso implica que la decisión de luchar por la medida probablemente pase a estar en manos de la futura administración de Trump.

Sin embargo, en California, más empleados pasarán aun así a ser elegibles para el cobro de horas extras a partir del año que viene y de los siguientes.

La ley de California establece que los trabajadores que ganan menos de $41,600 al año son elegibles para recibir pagos por las horas de más trabajadas, una cifra que es dos veces el salario anual de un empleado a tiempo completo que cobre el salario mínimo.

Además, dado que el salario mínimo de California subirá en enero de 2017 hasta los $10.5/hora, el umbral pasará a estar en los $43,680 anuales.

Los empleadores, que ya habían hecho los ajustes para adaptarse a los cambios federales que finalmente no se han producido, tendrán todavía que atender a los cambios estatales.

Si la ley de Obama hubiera entrado en vigor, el umbral que proponía de $47,476 hubiera sobrepasado el del estado y habría llegado a abarcar todavía a más trabajadores, pero aun así un gran número de californianos disfrutarán de remuneración extra por cada hora que trabajen por encima de las 40 semanales de una jornada completa.

Además, como el umbral en el estado se calcula en base al salario mínimo y está previsto que este aumente cada año hasta el 2022, irá ampliándose a la par y cada vez más trabajadores serán elegibles para el cobro de horas extra en California.