Lluvias provocan deslizamientos de tierra en Duarte y Santa Clarita

Los incendios habían afectado gravemente a esas zonas y las hicieron vulnerables a sufrir deslaves
Lluvias provocan deslizamientos de tierra en Duarte y Santa Clarita
El barro en Duarte afectó a 18 casas y dos personas tuvieron que ser rescatadas de sus autos.
Foto: City of Duarte/Twitter

Las fuertes lluvias que han barrido el sur de California en las últimas horas, aunque muy necesarias para una región asediada por la sequía, habían despertado alertas por la posibilidad de que se produjeran inundaciones y deslizamiento de tierra.

En la ciudad de Duarte, la tormenta provocó que ríos de barro de las Montañas de San Gabriel inundaran las calles de madrugada. El deslave obligó a cancelar las clases del viernes en una escuela, afectó a 18 hogares cuyos residentes recibieron órdenes de no salir al exterior, y atrapó a dos personas en sus coches de donde tuvieron que ser rescatadas por los bomberos.

La avalancha de lodo comenzó sobre las 4 a.m. en Melcanyon Road, donde dos vehículos fueron arrastrados y quedaron varados en una masa de barro de entre y 4 y 5 pulgadas de espesor. En la cercana Deerlane Drive, el lodo formaba una capa de una pulgada sobre la carretera.

No se han reportado heridos ni se ha dado ninguna orden de evacuación, según comunicaron las autoridades municipales.

El deslave consiguió superar las barreras de hormigón que se habían instalado desde hace meses en las carreteras de la zona donde los incendios de junio habían acabado con la vegetación de las laderas de las montañas.

Algunos residentes vieron cómo sus cubos de basura se deslizaban calle abajo, pero en general afirmaron que habían sido adecuadamente informados y prevenidos del riesgo de deslave.

La escuela elemental Valley View, ubicada en 237 de Melcanyon Rd., no pudo impartir sus clases de este viernes y hubo de permanecer cerrada, tal y como informó su director a través de Twitter.

A consecuencia del deslizamiento, la ciudad se encuentra en nivel amarillo de alerta. En junio, el incendio conocido como Fish Fire quemó más de 4,250 acres del Bosque Nacional de Los Ángeles, y junto al incendio Reservoir formó lo que se llamó el San Gabriel Complex Fire y en total arrasó casi 5,400 acres.

Las laderas de una montaña que han sido afectadas por los incendios son vulnerables a sufrir deslizamientos de tierra en caso de lluvia, ya que la fuerte pendiente genera ríos de barro y no hay vegetación que los frene.

Duarte no fue la única comunidad afectada por las fuertes lluvias: en todo California una docena de ciudades sufrieron inundaciones y otras cinco reportaron deslaves. En Santa Clarita, el viernes por la mañana un deslizamiento sepultó una carretera en una zona donde ya se temía que pudiera ocurrir algo similar, ya que fue afectada por el masivo incendio de julio que se ha dado en llamar Sand Fire.

Barro, rocas, ramas y otros detritos barrieron la Sand Canyon Road cerca del Live Oak Campground en el Bosque Nacional de Los Ángeles. El incidente obligó a cerrar la carretera en ambas direcciones.

Además, el helicóptero del Sheriff del condado de Los Ángeles tuvo que rescatar a dos mujeres y varios perros del río San Gabriel. Las mujeres, que se cree que son desamparadas que acampaban por la zona, quedaron atrapadas con dos canes adultos y seis cachorros en una pequeña isla, pero todos fueron puestos a salvo.

El centro de Los Ángeles registró hasta 1.58 pulgadas de lluvia el viernes por la mañana, y una gran sección de La Cienaga Boulevard, una de las principales rutas hacia el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, quedó inundada.

La buena noticia es que la tormenta también dejó nieve a su paso en las Montañas de Sierra Nevada, ya que el Paso Tioga de entrada al Parque Nacional Yosemite recibió 35 pulgadas en 24 horas. El banco de nieve de Sierra Nevada es fundamental para garantizar el suministro de agua de California.