Estudiante que fue retenida en LAX y deportada consigue volver a Los Ángeles

La estudiante de posgrado Sara Yarjani, que tiene una visa legal de estudios, fue una de los inmigrantes atrapados en el limbo por la orden ejecutiva de Trump
Estudiante que fue retenida en LAX y deportada consigue volver a Los Ángeles
Sara Yarjani (centro) con su hermana y una amiga a su regreso al LAX tras ser deportada a Austria.
Foto: ACLU of Southern California via Twitter

Ayer consiguió regresar a Los Ángeles una estudiante iraní que fue retenida durante 23 horas en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) y deportada a Austria tras la entrada en vigor de la orden ejecutiva de Donald Trump que prohibe la llegada al país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, entre los que se encuentra Irán.

Sara Yarjani, de 35 años, llegó a Estados Unidos con una visa válida de estudiante de dos años de duración para estudiar medicina holística en Encinitas (condado de San Diego). Según el Los Angeles Times, Yarjani, que es residente permanente en Austria, lleva la mayor parte de los últimos 20 años viviendo fuera de Irán.

Había viajado a Viena a visitar a su familia aprovechando las vacaciones de invierno, y se encontraba en el vuelo de vuelta desde Oslo el 27 de enero cuando entró en vigor la orden ejecutiva que prohibía su entrada a Estados Unidos. Cuando aterrizó en LAX fue retenida por los agentes de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés) por unas 23 horas.

Durante el tiempo en que Yarjani estuvo detenida, la jueza federal de Nueva York Ann M. Donelly bloqueó parcialmente la orden presidencial y determinó que las personas atrapadas en los aeropuertos por la medida no podían ser deportadas.

Aún así, Yarjani fue enviada de vuelta a Austria. De acuerdo a la división del sur de California de la Unión Americana de las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) “los agentes de la CBP deportaron a Yarjani violando la orden judicial” que había entrado en efecto casi dos horas antes de que fuera obligada a subir al avión.

Después, el pasado viernes 3 de febrero, el juez federal de Seattle James Robart emitió un nuevo decreto judicial destinado a limitar la orden ejecutiva de Trump, que en este caso la paralizaba temporalmente y permitía de nuevo la entrada de ciudadanos de los siete países vetados a Estados Unidos.

Yarjani se apresuró a subirse a un avión y fue recibida en el LAX por activistas de ACLU y otras organizaciones, abogados, amigos y su hermana, residente permanente casada con un ciudadano estadounidense y que vive actualmente en Washington D.C.