Acusan a los tres sospechosos de provocar un incendio fatal en 1993

Fueron arrestados el lunes, 23 años después de la tragedia en la que perdieron la vida 10 personas
Acusan a los tres sospechosos de provocar un incendio fatal en 1993
El jefe del LAPD Charlie Beck durante la rueda de prensa en que se anunció el arresto de los tres acusados. Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Fiscalía del Distrito del Condado de Los Ángeles ha anunciado hoy la acusación formal de los tres sospechosos de asesinato que fueron arrestados el lunes.

Los pandilleros Ramiro “Greedy” Valerio y Joseph “Droopy” Monge, así como Johanna López se enfrentan cada uno a doce cargos por homicidio con alegaciones de circunstancias extraordinarias de asesinato múltiple y asesinato durante un incendio provocado.

Los doce homicidios corresponden a los siete niños con edades entre 15 meses y 11 años y las tres mujeres, dos de ellas embarazadas, que perdieron la vida en el fuego que presuntamente causaron los acusados el 3 de mayo de 1993.

La acusación sostiene que los sospechosos prendieron fuego a un bloque de apartamentos ubicado en la cuadra 300 de la Avenida Burlington, en Westlake, para vengarse de la gerente de los apartamentos y otros quienes querían que se acabara la venta de drogas en el edificio.

Como consecuencia fallecieron Olga León, 24, y sus tres niños, Rosia, 7, Jesús y José, ambos de 4 años; Alejandrina Roblero, 29, y sus tres niños, Leyver, 11, William y Yadira, ambos de 6 años; y Rosalía Ruiz, 21, y Lancy Mateo, 1. León y Ruiz estaban embarazadas cuando murieron.

El incendio dejó además de docenas de heridos. El caso permanece bajo investigación por parte del Departamento de Policía de Los Ángeles, División de Robo y Homicidio.

Los tres sospechosos comparecieron el martes por primera vez en el Departamento 30 del Centro de Justicia Criminal Foltz.

Si son declarados culpables de todos los cargos de los que se les acusa, se enfrenta a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Los cargos que afrontan los hacen elegibles además para recibir la pena de muerte.

La Fiscalía decidirá más adelante si decide solicitar la máxima condena para los acusados. Los Fiscales Asociados Víctor Ávila, Catherine Chon y Adan Montalban estarán a cargo del caso.