Partidarios de la Medida S mandan falsas notas de desalojo a imitación de las del LASD

El Departamento del Sheriff del condado ha enviado a los responsables de la campaña promocional una orden de cese
Partidarios de la Medida S mandan falsas notas de desalojo a imitación de las del LASD
El LASD compartió una imagen ayudando a identificar los falsos avisos de desahucio.
Foto: Los Angeles Countu Sheriff Department

El Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD, por sus siglas en inglés) ha tomado medidas contra una estrategia promocional de los partidarios de la Medida S que consistía en enviar por correo falsas notas de desalojo que imitaban a las de la agencia.

El LASD hizo llegar a los responsables de la campaña una orden de “cese y desista”, por la que se advierte de que interrumpan de inmediato su actividad y no la retomen en el futuro so riesgo de enfrentar acciones legales.

En un comunicado, el departamento compartió imágenes de los falsos avisos y remarcó que “el envío ilustrado en las fotos adjuntas a este mensaje es falso y podría hacer creer al público que están siendo objeto de acciones legales por parte del Departamento del Sheriff”.

El uso de este envío no está autorizado y es ilegal bajo el Código de Profesiones y Negocios de California“, añade.

El código citado por el departamento prohíbe el uso de un nombre, sello, emblema o insignia de marca registrada sin permiso de un modo que haga creer que algo cuenta con el respaldo de autoridades locales.

Los autores de los mensajes, Coalition to Preserve LA, pretendían defender la Medida S mandando los falsos avisos de desalojo indicando como el caso “Este podrías ser tú o tus seres queridos” y una letra pequeña que lo identificaba como un correo político.

El grupo ha indicado que sus abogados están revisando la orden de cese para determinar si la cumplirán, y ha defendido su iniciativa porque querían “llamar la atención sobre los desahucios, que están ocurriendo por toda la ciudad, particularmente en zonas desfavorecidas, donde los desarrolladores están construyendo más y más viviendas de lujo”.

Los partidarios de la Medida S aseguran que esta conseguirá acabar con los desalojos, pero un análisis presentado por el Los Angeles Times pone en tela de juicio esa afirmación.

La propuesta busca bloquear durante dos años en cualquier proyecto urbanístico –incluso los de vivienda asequible– que se proyecte en lugares que requerirían cambios de zonificación.

Lo que el Times ha descubierto es que la gran mayoría de los proyectos que podrían sustituir viviendas de renta controlada por apartamentos de lujo están construidos en zonas que no requieren dichos cambios, por lo que la Medida S no protegería al mayor porcentaje de los inquilinos de bajos ingresos.

Los autores del análisis descubrieron que entre 2011 y 2015 solo 200 viviendas de renta controlada, menos del 10% de las 3,000 que fueron eliminadas del mercado inmobiliario en ese período, han sido sustituidas por la clase de proyectos urbanísticos que la Medida S podría bloquear.

Es más, como señalan los opositores de la propuesta Abundant Housing LA, podría tener precisamente el efecto de animar a los propietarios a echar a sus inquilinos. 

Esto es así porque los desarrolladores serían incapaces de construir en ubicaciones actualmente no zonificadas como de uso residencial (tales como estacionamientos o áreas industriales infrautilizadas) y en su lugar se enfocarían a edificios viejos de apartamentos que podrían ser reconvertidos en viviendas más rentables.