Medida S pondría fin a desarrollo necesario en Los Ángeles

La Medida S está tan mal escrita que incluso prohibiría la construcción de cientos de unidades de viviendas asequibles suplementadas
Sigue a La Opinión en Facebook
Medida S pondría fin a desarrollo necesario en Los Ángeles
Foto: Mariela Lombard / Impremedia

Como siempre, uno de los mayores debates en nuestra ciudad es sobre el desarrollo local. Pero, como tantos debates, a menudo se reduce a una pregunta: ¿es el desarrollo beneficial o dañino?

Estamos viendo esto con la Medida S en la boleta electoral de marzo que, de ser adoptada, pondría fin a desarrollo críticamente necesario en nuestra ciudad. Es una propuesta desastrosa que devastaría nuestra economía, dejaría a miles de personas sin trabajo y haría que los alquileres subieran de precio en Los Ángeles.

Los sindicatos y las organizaciones comunitarias estamos a favor del desarrollo responsable. Es por eso que nos unimos para pasar Build Better L.A., que requeriría a las empresas de desarrollo a crear buenos empleos y viviendas asequibles. Es por eso que solo apoyamos el desarrollo que incluya fuertes salvaguardias para la comunidad y los trabajadores. Es por eso que luchamos por las políticas locales de contratación, para asegurarnos de que los buenos trabajos vayan a Los Ángeles y los residentes de los vecindarios que los necesitan y por los acuerdos que permiten que los trabajadores se organicen.

Es por eso que nos oponemos a programas como alquileres a corto plazo que suben los precios de las viviendas fuera del mercado. Y es por eso que nos oponemos a los proyectos dañinos: el año pasado, apoyamos a los miembros de la comunidad, los inquilinos y al concejal David Ryu en la oposición de un plan que estaba promoviendo convertir la Vía Carlotta, un antiguo edificio de viviendas accesibles al centro de Hollywood, en un hotel boutique. Los inquilinos fueron desalojados, pero juntos luchamos y ganamos. Ese proyecto de hotel no va poder seguir adelante.

Y es por eso que -junto con una coalición de organizaciones comunitarias, grupos empresariales, nuestros sindicatos compañeros, líderes ambientales y activistas vecinales, nos oponemos firmemente a la Medida S.

Durante una generación, Los Ángeles ha fallado en construir suficientes viviendas de todos los niveles. Hoy en día tenemos muy pocos apartamentos disponibles, dando a los propietarios la libertad de cobrar alquileres demasiados caros y dándonos la vivienda menos asequible en todos los Estados Unidos. Sin nuevos hogares disponibles, los compradores más prósperos se mudan a barrios como Highland Park, Echo Park y Boyle Heights, que en el pasado fueron el hogar de comunidades de trabajadores e inmigrantes.

La Medida S está tan mal escrita que incluso prohibiría la construcción de cientos de unidades de viviendas asequibles suplementadas – ¡incluyendo el 90% de propiedades de la ciudad designadas para construir viviendas para las personas que no tienen dónde vivir!

El desarrollo puede ser positivo, innovador y puede ayudar a la comunidad, pero se necesita trabajar duro para construir coaliciones con organizaciones que trabajan con inmigrantes, los sindicatos y los grupos de inquilinos. Si queremos que los nuevos inmigrantes sientan que Los Ángeles es una ciudad que les da la bienvenida o si queremos que nuestros hijos puedan vivir en las comunidades donde crecieron, debemos crear buenos empleos y las viviendas necesarias. Una prohibición de la vivienda como la Medida S es una solución falsa que castigará a los inquilinos de Los Ángeles, a los trabajadores y a las comunidades inmigrantes igualmente.


María Elena Durazo es Vicepresidenta General de UNITE HERE. Anteriormente fue la Secretaria Ejecutiva de la Federación de Trabajo del Condado de Los Ángeles, AFL-CIO, y la Presidenta del Local 11 de UNITE HERE.