Memo Ochoa le detuvo un penalti al tico Celso Borges y se vistió de héroe

El arquero mexicano fue clave en el empate sin goles en el Deportivo y el Granada
Memo Ochoa le detuvo un penalti al tico Celso Borges y se vistió de héroe
Memo Ochoa atajó todo lo que le llegó, incluyendo un penalti a Celso Borges.
Foto: EFE

Los nervios pudieron con el Deportivo y el Granada, que empataron sin goles en un encuentro en el que el portero mexicano Guillermo Ochoa detuvo un penalti al costarricense Celso Borges a falta de un cuarto de hora.

Era una final para los andaluces y trascendental, aunque menos, para los coruñeses, y ambos firmaron un partido muy poco vistoso, con más errores que aciertos. La afición del Deportivo despidió con silbidos a su equipo porque la victoria le habría dejado a un paso de la permanencia.

El Granada fue un flan en defensa y sus pérdidas de balón e inoportunos resbalones dieron vida en ataque al Deportivo, que no supo sacarle rendimiento. Solo un disparo de Juanfran desde el flanco derecho del área amenazó a Ochoa, pero el balón no tomó el efecto que buscaba el madrileño y se marchó a un par de metros del poste.

A Marlos Moreno se le negó el gol justo antes de ser destituido y el Deportivo se encontró con un ingenuo penalti de Estupiñán a Andone a falta de 15 minutos que Borges ejecutó y Ochoa logró despejar.

Los últimos minutos fueron los de la precipitación, los nervios y el miedo a perder. El Granada tuvo los tres puntos con una acción personal de Boga que se marchó por encima de la portería del Deportivo, pero las tablas fueron inevitables, un reparto de puntos mucho más productivo para los locales que para los visitantes.