Senadores demócratas quieren impedir redadas en escuelas, iglesias y hospitales

Los republicanos controlan ambas cámaras del Senado, y no está claro que la medida, más allá del simbolismo, pueda avanzar hacia su aprobación

No a las redadas en lugares públicos.
No a las redadas en lugares públicos.
Foto: Suministradas por CHIRLA / Suministradas por CHIRLA

WASHINGTON.-  Un grupo de 12 senadores demócratas presentó este miércoles formalmente una medida para prohibir redadas en escuelas, iglesias y hospitales sin permiso previo o circunstancias que las justifiquen.

El senador demócrata por Connecticut, Richard Blumenthal, explicó en un comunicado que el “Acta para Proteger Localidades Sensibles” codifica y amplía una política del Departamento Seguridad Nacional  (DHS) que asegura que los inmigrantes puedan acceder a servicios de educación, justicia criminal y servicios sociales “sin temor a la deportación”.

Las acciones policiales de los agentes de Inmigración en sitios “sensibles” solo crean “un clima de miedo que afecta a la comunidad entera… debemos centrar los recursos policiales en verdaderas amenazas a la seguridad pública, no en niños escolares, feligreses, o mujeres embarazadas que van a ver a su médico”, dijo Blumenthal, haciéndose eco del resto de los co-patrocinadores de la medida.

Los republicanos controlan ambas cámaras del Senado, y no está claro que la medida, más allá del simbolismo, pueda avanzar hacia su aprobación.

La iniciativa demócrata ya formó parte de la fallida reforma migratoria que sólo fue aprobada por el Senado en 2013 y obedece a que, según informes de prensa, agentes de Inmigración han aumentado su presencia en las escuelas, tribunales, albergues para indigentes, y hospitales.

Blumenthal enumeró casos en los que inmigrantes indocumentados han sido detenidos al llevar a sus hijos al colegio, o al comparecer en tribunales para denunciar casos de violencia doméstica.

En febrero pasado, agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a una mujer con un tumor cerebral en un hospital en Fort Worth (Texas), y en Alexandria (Virginia) se acercaron al albergue para desamparados de una iglesia en busca de inmigrantes indocumentados

Esa aparente táctica de intimidación ha infundido temor en la comunidad inmigrante y, en algunos casos, ha disminuido la delación de crímenes por parte de las víctimas, según activistas.

Durante una audiencia en el Comité de Seguridad Nacional del Senado, el secretario del DHS, John Kelly, afirmó hoy que, en general, los agentes tienen instrucciones “verbales” de no hacer arrestos en los tribunales.

A preguntas de la senadora demócrata por California, Kamala Harris, de si pondría esa directriz por escrito, Kelly replicó que no veía “necesidad de hacerlo”.

Un portavoz del DHS, David Lapan, dijo a los periodistas ayer que los agentes de ICE pueden entrar a los tribunales a hacer arrestos, máxime si los testigos o víctimas de crímenes no necesariamente son “intocables”, si tienen historial criminal y pueden quedar sujetos a la deportación.

La legislación cuenta con el patrocinio de los senadores Mazie Hirono , Al Franken, Tim Kaine, Jeff Merkley, Kirsten Gillibrand, Kamala Harris, Edward J. Markey, Cory Booker, Elizabeth Warren, y Ron Wyden.