United le cree a borracho que mexicano traficaba con su hija y lo entrega a Migración

"La piel clara de la niña no se parecía a la de su padre", fue el argumento para la agresión
United le cree a borracho que mexicano traficaba con su hija y lo entrega a Migración
United ha protagonizado escándalos por el mal trato a sus clientes.

Al caso del Dr. David Dao, el médico de Kentucky sacado a rastras de un avión sobrevendido de United Airlines, se suma una verdadera pesadilla que vivieron un mexicano y su hija de tres años en un vuelo de esa empresa proveniente de Cancún, México a New Jersey, luego de que un hombre en estado de ebriedad lo acusara de “traficar” con la niña.

Fue Maura Furfey, esposa del hombre, quien denunció el hecho ocurrido y escribió un artículo al respecto en The Huffington Post.

Según cuenta la profesora de español, su hija viajaba cómodamente en el regazo de su padre, donde estuvo dormida gran parte del vuelo, pero el terror para ambos inició cuando aterrizó el vuelo.

Otro pasajero del avión, quien estaba ebrio, acusó a mi marido de tráficar con la niña. Afirmó que mi hija, de piel clara, no se parecía a su padre mexicano, lo que avivó su sospecha de un secuestro. El pasajero no tenía ningún otro fundamento para su afirmación”, escribió la profesora.

Personal de CBP abordó la nave y le dio instrucciones al mexicano de que bajara del avión.

“Una vez fuera del avión, cuatro agentes de la Autoridad de Puertos y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le hicieron varias preguntas, pero él no sabía lo que estaba pasando. Nuestra hija comenzó a llorar ante tal conmoción”, narró la maestra en su texto.

Al hombre le preguntaron detalles sobre su hija y hasta el certificado de nacimiento, pero tras responder los cuestionamientos del personal de CBP proporcionó el teléfono de su esposa, a quien llamaron y ella verificó la historia.

“Me llamaron, me hicieron las mismas preguntas a fin de verificar la historia”, escribió.

Agregó que al personal de Migración no le importó que su esposo tuviera “green card y en su pasaporte se leyera el mismo nombre, además de que tenía una carta notariada de que ella estaba dejando viajar a su hija a México durante una semana”.

La profesora cuenta que se presentó una queja ante United, que le ofreció una disculpa y $100 dólares, pero ella está decidida a promover que nadie más vuele por esa línea aérea, que no se preocupa por resolver problemas de manera sencilla sin afectar a sus clientes.