Desesperados por la escasez laboral, agricultores de California regalan terreno para retener a trabajadores

Algunos agricultores también están aumentando salarios y proporcionando seguro médico, cuidado de niños y tiempo libre remunerado
Desesperados por la escasez laboral, agricultores de California regalan terreno para retener a trabajadores
Desde 2002, la fuerza laboral en las fincas de California ha disminuido un 40%.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La escasez de personal en las fincas del centro de California inadvertidamente generó mejores condiciones laborales a quienes las trabajan. Con el fin de retener a los trabajadores de campo, los agricultores les están aumentando sus salarios, así como proporcionándoles seguro médico, cuidado de niños y tiempo libre remunerado. Algunos agricultores incluso están regalando tierras.

Esta información sale a la luz a través de la agencia noticiera VICE News, donde se reporta que desde 2002, la fuerza laboral en las fincas de California ha disminuido un 40%, debido tanto a una mejor economía en México, como a normas de inmigración cada vez más estrictas en Estados Unidos.

Esta escasez ya ha impactado a la economía estadounidense. De acuerdo a un informe realizado por Partenership for a New American Economy, Estados Unidos produjo 9.5% menos frutas y verduras el año pasado, lo cual resultó en una pérdida de ingresos de $3.1 mil millones.

Para sobrellevar la situación este verano, los agricultores proporcionarán un aumento salarial a sus trabajadores. Incluso, algunos agricultores les están cediendo control de parcelas de tierra, incluyendo a personas indocumentadas—muchas de quienes por años han laborado afanosamente en las fincas con poca oportunidad de superarse.

Sin embargo, muchos migrantes han optado por volver México, señalando que aunque sean mejor remunerados en Estados Unidos, vivir con la angustia de ser deportados no vale la pena.

Además,  otros agricultores han optado por producir cultivos que requieren menos labor humano, como el jitomate y la alfalfa, que se pueden cosechar con máquinas.

De seguir inalterada, la escasez laboral podría generar cambios al coste de los productos agrícolas consumidos en todo el país. En entrevista con VICE News, Javier Garza, dueño de una finca en la ciudad de Watsonville, dijo que la fresa podría pasar de costar $3 a $4 por libra hasta $15.


NOTAS RELACIONADAS