Bill de Blasio listo a enfrentar a Trump por “Ciudades Santaurio”

Alcaldes no se dejan intimidar ante las amenazas del gobierno por proteger a indocumentados

Guía de Regalos

Bill de Blasio listo a enfrentar a Trump por “Ciudades Santaurio”
Varios alcaldes del país se suman al llamado de Bill de Blasio de defender a indocumentados
Foto: Andrew Burton / Getty Images

Los responsables de las jurisdicciones “santuario” que recibieron amenazas del Gobierno estadounidense para que se sumen a su esfuerzo de aumentar las deportaciones de indocumentados rechazan los “recortes ideológicos” con los que les quieren intimidar el Gobierno de Donald Trump.

“Nos oponemos con firmeza a recortes ideológicos y radicales de fondos que pondrían en peligro la seguridad de la ciudad de Nueva York, el principal blanco terrorista de la nación”, declaró a Efe el alcalde Bill de Blasio.

En su opinión, la administración del presidente Donald Trump “ha sobrepasado los límites” con su amenaza de bloquear fondos federales que son críticos para los servicios de seguridad pública a las jurisdicciones que rehúsan doblegarse a su deseo “ilógico e inconstitucional” de culpar a los inmigrantes por los males del país.

El fiscal general de California, Xavier Becerra, aseguró a Efe que aunque los integrantes del gabinete de Trump “siembren el miedo y difundan falsedades no van a intimidar a nuestro estado para que dejemos de lado nuestros valores”.

“Tenemos el derecho de decidir sobre la seguridad y bienestar general de nuestras comunidades”, dijo el funcionario sobre la decisión del estado y de ciudades como Sacramento, San Francisco y Los Ángeles de no participar en las políticas migratorias del Gobierno, que prometió deportar a millones de indocumentados.

Igual de rotundo se mostró el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, al afirmar a la prensa que “no están en venta” los “valores” de la ciudad, que amplió recientemente el alcance de una ordenanza sobre santuario que rige desde hace 33 años.

Estas ciudades y jurisdicciones se sienten con más fuerza en esta batalla desde que la semana pasada una corte federal de California bloquease la aplicación de una orden ejecutiva del presidente de retener fondos federales a quienes no colaboren con sus planes de aumentar y acelerar la deportación de indocumentados.

Pocos días antes, el fiscal federal, Jeff Sessions, instó por carta a las autoridades de nueve ciudades, condados y jurisdicciones consideradas “santuario”, para que antes del 30 de junio prueben su colaboración con ICE, o perderán millones de dólares de fondos federales.

Becerra dijo a Efe que las cartas enviadas a Nueva York, Chicago, Nueva Orleans y Filadelfia, al estado de California, y a los condados Clark (Nevada), Cook (Illinois), Miami-Dade (Florida) y Milwaukee (Wisconsin) son un intento de intimidación para que colaboren en áreas de competencia del Gobierno federal.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitchell J. Landrieu, quien fue el primero en responder la carta de Sessions, negó que su ciudad sea “santuario” y afirmó a Efe que su Departamento de Policía “cumple y seguirá cumpliendo con las leyes federales”.

En su misiva refuta las afirmaciones del fiscal de que los índices de crímenes violentos se habrían disparado en los santuarios, así como la proliferación de pandillas como la MS-13.

El alcalde afirma que ninguna pandilla trasnacional opera en Nueva Orleans, y que una investigación reciente “no encontró un solo inmigrante” entre 2.000 pandilleros auditados, pues la “mayoría” de los indocumentados “cumple con la ley, trabaja duro, contribuye positivamente con sus comunidades”.

Chris Abele, integrante de la Junta de Supervisores del condado de Milwaukee, también rechazó la afirmación del Departamento de Justicia de que las ciudades santuario están cediendo ante el peso de la inmigración ilegal y los crímenes violentos.

“Nuestro condado tiene sus desafíos, pero no son provocados por los indocumentados”, declaró a Efe el funcionario, al que lo que más le preocupa es la “diseminación de información errónea, miedo e intolerancia” por parte del Gobierno.