California no eliminará impuestos sobre pañales y productos femeninos

¿La razón? Dichos productos se consideran “lujos”

Para afrontar el coste de pañales y otras necesidades básicas, muchas familias hacen sus compras a granel.
Para afrontar el coste de pañales y otras necesidades básicas, muchas familias hacen sus compras a granel.
Foto: Chris Hondros / Getty Images

En la mayoría de Estados Unidos, los pañales y los productos de higiene femenina se consideran “lujos”, por lo cual son sujetos a impuestos sobre ventas.

En marzo, las asambleístas Lorena González Fletcher (D-San Diego) y Cristina García (D-Bell Gardens) presentaron el proyecto de ley AB 1561 con fin de reformar esta norma.

De haber sido aprobado, los pañales y productos de higiene femenina hubieran quedado exentos de impuestos sobre ventas, y el estado hubiera aplicado un aumento al impuesto sobre el licor fuerte para recuperar la pérdida de ingresos.

A pesar de que California proporciona exenciones fiscales sobre el alimento y el medicamento recetado, otras necesidades de salud básicas, como los pañales y productos de higiene femenina, siguen siendo sujetos a impuestos.

El coste de estos productos representa una carga particularmente onerosa para familias de bajos recursos.

Según las asambleístas, los pañales pueden costar entre $80 a $100 por niño cada mes. Incluso, de acuerdo a Norah Weinstein, copresidenta de Baby2Baby, una organización no lucrativa que proporciona pañales a familias de bajos ingresos, algunos padres gastan hasta 14% de sus salarios para afrontar el coste de esta necesidad.

En California, las mujeres gastan aproximadamente $7 al mes para cubrir el coste de productos higiénicos, lo cual le genera al estado aproximadamente $20 millones al año.

Para contrarrestar la pérdida de ingresos, el AB 1561 propuso aumentar el impuesto sobre el licor fuerte por $1.20 por galón. El impuesto no hubiera afecta el coste de cerveza ni vino. Además, la tasa impositiva sobre el alcohol no ha cambiado de 1991.

El AB 1561 hubiera generado $72 millones al año.

En 2016, una propuesta parecida fue vetada por el gobernador Jerry Brown, quien dijo no querer perjudicar el presupuesto estatal.

Actualmente, los productos de higiene femenina son exentos de impuestos sobre ventas en los estados de Maryland, Massachusetts, Minnesota, New Jersey y Pennsylvania.


NOTAS RELACIONADAS