Pandillero niega ante juez haber matado a policía de Whittier

Michael Christopher Mejía también es acusado de matar a su primo
Pandillero niega ante juez haber matado a policía de Whittier
Michael Mejia tiene un amplio historial delictivo y había entrado y salido varias veces de la cárcel en los últimos meses.
Foto: California Department of Corrections and Rehabilitation

Un pandillero acusado de matar a un policía de Whittier se declaró inocente el lunes durante su primer comparecencia ante un juez de Los Ángeles.

Michael Christopher Mejía, de 26 años, compareció ante el tribunal en relación con los asesinatos del 20 de febrero del agente Keith Boyer, de 53 años, y su propio primo Roy Torres, de 47 años, en el este de Los Ángeles ese mismo día.

Mejía es acusado de dos cargos de homicidio, que incluyen las acusaciones especiales de asesinato de un oficial de la paz en el desempeño de sus funciones, asesinato con el propósito de evitar el arresto y múltiples asesinatos.

Los fiscales aún no han decidido si buscarán una sentencia de pena de muerte contra Mejía, quien también es acusado de intentar matar al compañero del agente Boyer. Además de las acusaciones relacionadas con asesinato, se le acusa de robo de auto y posesión de un arma de fuego por un delincuente con dos condenas anteriores —robo en segundo grado en 2010 Y el automóvil del hurto magnífico en 2014.

Mejía se declaró inocente de todos los cargos.

Documentos de la Oficina del Fiscal del distrito del condado de Los Ángeles indican que Mejía personalmente y de forma intencionada descargó una pistola, y que cometió los crímenes “en beneficio… y en asociación con una pandilla criminal”.

Boyer —el primer agente de la Policía de Whittier muerto en la función de su servicio en los últimos 37 años- recibió un disparo mortal cuando respondió poco después de las 8 a.m. del 20 de febrero a un reporte de una colisión de tráfico cerca de Colima Road y la calle Mar Vista, choque en el cual Mejía estuvo supuestamente involucrado.

Mejía entonces, alega la fiscalía, sacó una pistola semiautomática y disparó mortalmente a Boyer y e hirió al agente Patrick Hazell, quien recibió un disparo en el abdomen. Mejía recibió un disparo en la espalda durante el tiroteo.

Previo a este incidente, alrededor de las 5:30 de la mañana, Mejía presuntamente mató a su primo Torres y tomó el coche de la víctima, que se estrelló contra otros dos vehículos en Whittier.

A Mejía se le ordenó regresar a la corte el 30 de mayo, fecha en que un juez decidirá si hay suficiente evidencia en su contra para armar un juicio.