“Debemos obsesionarnos menos con la persona más poderosa de este país y luchar por los más vulnerables”

El alcade Los Ángeles, Eric Garcetti, afirma que se trata de una lucha "por nuestros valores"
“Debemos obsesionarnos menos con la persona más poderosa de este país y luchar por los más vulnerables”
El alcalde Eric Garcetti muestra la tarjeta roja que ayuda a los inmigrantes a conocer sus derechos.
Foto: Araceli Martinez / La Opinión

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, se muestra seguro y práctico en sus convinciones. Bajo su mandato, Los Ángeles continuará con la política pro-inmigrante que tanto caracteriza a esta cosmopolita urbe: “Debemos obsesionarnos menos con la persona más poderosa de este país y luchar por los más vulnerables”, afirmó la semana pasada en una entrevista a  Latino USA en relación a los deseos de Donald Trump de deportar a cualquier inmigrante indocumentado del país.

Los Ángeles, pese a no haberse declarado abiertamente una ciudad santuario, pues se trata de un término legal ambiguo, y según Garcetti son más importantes las “acciones” que las “palabras”, no colaborará con las autoridades federales de inmigración. “Ciudad santuario significa que tus fuerzas policiales no serán delegadas a cumplir la ley de inmigración”, aseguró el alcalde, en cuyo condado, junto al de Orange, viven más de un millón de personas indocumentadas de un total de once millones que residen en los Estados Unidos.

Garcetti también se mostró preocupado con el hecho de que las detenciones de inmigrantes por parte de las autoridades federales puedan desencadenar disturbios y poner en peligro a los agentes de policía. “No se están persiguiendo a las verdaderas personas peligrosas”, aseguró en relación a esa lucha entre los 300 agentes de ICE (600 si finalmente se dobla ese número) frente al más de un millón de inmigrantes.

Y a su vez, invitó al gobierno y a las autoridades a “gastar más tiempo en aquellas comunidades en las que verdaderamente viven los inmigrantes” con el fin de conocer sobre el terreno una realidad muy diferente. “California y Los Ángeles están preparados para ser poderosas de nuevo, y para recordarnos cuáles son nuestros valores y qué significa progreso”, aseguró.

Finalmente, Garcetti se mostró convencido de que la Constitución y las leyes están de su lado, como ya se demostró tras el veto de entrada que promulgó Donald Trump contra musulmanes y refugiados el pasado mes de enero. “No es una lucha contra una única persona, es una lucha por nuestros valores”, afirmó.