Miles de indocumentados perderán sus devoluciones de impuestos

Trump quiere prohibir el uso del número de identificación personal del contribuyente (ITIN) para reclamar créditos tributarios
Miles de indocumentados perderán sus devoluciones de impuestos
Solo se podrá pedir créditos tributarios utilizando un número de seguro social
Foto: Tim Boyle / Getty Images

Miles de indocumentados podrían perder sus créditos tributarios si se aprueba el plan presupuestal del presidente Donald Trump. Analistas dicen que su propuesta tiene una fuerte probabilidad de ser aprobada en el Congreso.

El presidente Trump propone que cualquiera que pretenda reclamar el Crédito Tributario por Hijo (CTC), a la hora de declarar sus impuestos, tiene que tener dos únicos requisitos: poseer un número de seguro social y estar legalmente autorizado para trabajar en EEUU.

Esta medida está destinada a evitar que miles de indocumentados reciban estos beneficios cada año. Estos créditos fiscales se llaman “reembolsables” porque las personas que no ganan lo suficiente para pagar impuestos todavía puede obtener estos reembolsos.

Para el año 2017, indocumentados de bajos recursos podrían recibir hasta $1,000 dólares por cada hijo calificado para el CTC.

En la actualidad, todo lo que se requiere para reclamar estas devoluciones de impuestos es cumplir con los límites de ingresos y presentar una declaración de impuestos usando un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN).

El ITIN fue creado en 1996 para los extranjeros que tenían que tratar con el IRS  y desde entonces le ha permitido a personas que están en el país ilegalmente declarar impuestos, así como gozar de los beneficios y créditos tributarios que brinda el gobierno.

Según se calcula más de 2 millones de familias pobres trabajadoras y 4 millones de ciudadanos estadounidenses de todo el país se verán privados del acceso a los créditos tributarios para niños si el cambio entra en vigor, según cifras compiladas por el IRS en 2014.

Como se ha enfatizado por los republicanos y el propio presidente Trump, el presupuesto busca priorizar los recursos de la nación eliminando cualquier ayuda fiscal para la comunidad indocumentada. La idea del gobierno es restringir todas las ayudas de asistencia social a los indocumentados con el fin de hacer la inmigración ilegal menos atractiva.