Dianne Feinstein no demandó a Trump por beneficiarse de negocios en el exterior

Según su portavoz, quiso mantenerse imparcial al dirigir uno de los comités del Senado que investigan a Trump
Dianne Feinstein no demandó a Trump por beneficiarse de negocios en el exterior
Senadora Dianne Feinstein.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Cerca de 200 demócratas del Congreso presentaron este miércoles una demanda federal contra el presidente Donald Trump alegando que se habría beneficiado ilegalmente, violando una cláusua de la Constitución, mediante negocios empresariales personales con gobiernos extranjeros. Pero en esta lista de 200 demandantes faltaban algunos nombres notables.

Ni la senadora demócrata Dianne Feinstein ni otros cuatro demócratas del Congreso de California, incluyendo algunos representantes de distritos con un fuerte electorado republicano o un electorado muy dividido, no firmaron la demanda.

Feinstein, quien probablemente se presentará a la reelección en 2018, ha sido criticada en los últimos meses por activistas liberales debido a su posición moderada respecto a las decisiones de Trump. Su portavoz, Tom Mentzer, ha asegurado que la senadora no participó en esta demanda porque lidera uno de los comités del Senado que están investigando el gobierno de Trump.

“Como líder demócrata en uno de los dos comités del Senado que investigan al presidente, la Senadora Feinstein decidió no unirse a la demanda para no crear una apariencia de parcialidad“, dijo Mentzer. “La senadora continuará siendo una oponente vocal de la aceptación ilegal del presidente de pagos y beneficios extranjeros”.

No obstante, esa misma situación no impidió a su compañero demócrata y senador menor de California, Kamala Harris, sumarse a esta demanda colectiva. Al igual que Feinstein, Harris también se encuentra en el Comité Especial de Inteligencia del Senado, uno de los paneles que investiga las acusaciones sobre Trump y Rusia.

En la demanda, entablada por el mayor grupo legislativo contra un presidente en funciones, los legisladores alegan que Trump ha violado la llamada “cláusula de emolumentos”, u honorarios, que prohíbe que funcionarios del gobierno federal reciban regalos, beneficios, pagos u honorarios de gobiernos extranjeros sin la aprobación del Congreso.

El documento acusa a Trump, entre otros casos, de beneficiarse financieramente, a través de su imperio empresarial, de docenas de marcas registradas emitidas por el gobierno chino desde que asumió el cargo.


NOTAS RELACIONADAS