Si vives en LA, es probable que al menos el 30% de tus ingresos se te vaya en alquiler

Miembros de las comunidades negra y latina pueden llegar a destinar el 60% de su renta a alquiler
Si vives en LA, es probable que al menos el 30% de tus ingresos se te vaya en alquiler
Edificio de viviendas en alquiler a través de airbnb.
Foto: archivo

Vivir en los Ángeles es costoso. Alquilar un cuarto, no toda una casa, por menos de 700 dólares al mes es una tarea difícil para muchos estudiantes y jóvenes que deciden mudarse a la Ciudad de las Estrellas. Según el último informe del Centro Conjunto de Estudios de la Vivienda de la Universidad de Harvard, más del 57.1% de los angelinos destinan el 30% o más de sus ingresos a pagar un alquiler, porcentaje que según el informe determina a los “arrendatarios de alto coste”.

“La razón más importante es que si gastas mucho en vivienda, tienes muy poco para gastar en todo lo demás que necesites en la vida. El alquiler es el primero en comer“, explica Chris Herbert, director del Centro Conjunto de Estudios de la Vivienda, consciente de los efectos que este fenómeno tiene tanto para una familia como para la economía de una comunidad.

El límite del 30% fue establecido por el gobierno de los Estados Unidos en 1937. “[Es] una regla general para la cantidad de sus ingresos que una familia podría gastar [en alquiler] y que todavía le quedasen suficientes para otros gastos no discrecionales”, según recoge la Oficina del Censo de los EEUU.

“Las familias más pobres necesitarán ese 70% de sus ingresos para sobrevivir, especialmente si tienen múltiples bocas que alimentar”, afirma Herbert.

Solamente Miami supera a Los Ángeles en el número de arrendatarios que sufren esta carga (el 61.5%). En California, más de la mitad de los ciudadanos que alquilan en Riverside (56.7%) y en San Diego (54.6%) también se enfrentan a este alto coste; cifra que en San Francisco, por su mayor renta per cápita, no supera el 46,4%.

A principios de este año, un análisis de la empresa de anuncios de alquiler Zillow concluyó que en las comunidades negras y latinas de LA, el arrendatario promedio destinaba el 60% de sus ingresos al alquiler. Y, según el informe de Harvard, el 70% de los inquilinos locales que ganan entre $30,000 y $45,000 son “arrendatarios de alto coste”. En total, cerca de 1,3 millones de personas del condado de Los Ángeles sufren una carga alta cuando se trata de alquiler, según Harvard.

El informe también señala el enorme aumento en la falta de vivienda que actualmente sufren Los Ángeles y otras ciudades altamente cotizadas. Y cita un análisis de la Corporación de Sociedades de Vivienda, según el cual, el condado de LA necesita 550,000 nuevos apartamentos para responder a la demanda de personas que podrían encontrase al límite de vivir en la calle.


NOTAS RELACIONADAS