Se hacen pasar por agentes de ICE para atemorizar a indocumentados

En algunos casos los falsos agentes de ICE han pedido dinero para dejar ir a los indocumentados
Se hacen pasar por agentes de ICE para atemorizar a indocumentados
El musical se llama "Walls" y está en su proceso de montaje
Foto: Cortesía ICE

Un nuevo fenómeno se está presentando en varias regiones del país. Personas malintencionadas se están haciendo pasar por agentes de ICE para atemorizar a indocumentados.

La tendencia va de costa a costa según un nuevo informe de The Outline. Casos en California, Nueva York y Virginia donde los falsos agentes de ICE llevan uniformes de la institución así como toda la indumentaria con la que han logrado atemorizar a varias comunidades indocumentadas.

En al menos un caso, se ha reportado que estas personas exigían a un indocumentado pagar cerca de $250 para evitar ser deportado.

Por ejemplo en San Rafael, California, un hombre que llevaba lo que parecía ser una chaqueta oficial de ICE se presentó en un servicio religioso en un vecindario hispano. Luego de tomar fotos y videos de los asistentes abandonó el lugar dejando a toda la congregación con el corazón en la mano.

En febrero, un grupo de cuatro hombres vestidos con chaquetas de ICE se acercó a un hombre inmigrante en Woodside, Queens y le dijo que iba a ser deportado a menos que le pagaran $250 dólares. Si lo hacía sería dejado en libertad.

Casos como estos tiene en alerta máxima tanto a la comunidad indocumentada como a las autoridades, pues cada vez más se presentan casos de personas inescrupulosas haciéndose pasar por agentes de ICE.

En eBay se pueden conseguir insignias falsas de ICE y pines de solapa. También se pueden conseguir sacos, sombreros y chaquetas con los logos de la institución. 

Aunque las leyes federales prohíben a los civiles hacerse pasar por agentes de policía, el simple hecho de usar camisas o chaquetas que parecen oficiales no es un delito.

Itai Ozderman, el hombre de 35 años de edad que se hizo pasar por un agente de ICE dijo a los detectives en Falls Church, Virginia que era un agente de la policía, por lo cual fue acusado de violar la ley.

Pero el hombre que fue al servicio religioso en San Rafael, California en realidad nunca dijo nada, lo que llevó a la policía a concluir que el hombre no había quebrado la ley, según informó CBS News.